Vivir

Siguen desaparecidos 9 de los inmigrantes que naufragaron

Ayer se hallaron los cadáveres de otros dos irregulares que cayeron al mar en la madrugada del domingo en Fuerteventura. A pesar de que las esperanzas de encontrar a salvo a alguno de ellos eran mínimas, el operativo de rescate y la zona a rastrear se ampliaron.
EL DÍA, S/C de Tenerife
4/jun/03 9:06 AM
Edición impresa

A primeras horas de ayer se reactivó el operativo de búsqueda de los inmigrantes que cayeron al mar en las costas de Fuerteventura en la madrugada del domingo.

Hasta ahora sólo se han localizado y rescatado del agua tres cuerpos sin vida de un grupo de 12 personas, uno a última hora de la tarde del lunes y los otros dos al mediodía y en la tarde de ayer.

A pesar de que las esperanzas de encontrar a los restantes ocupantes de la patera eran muy escasas en la jornada de ayer, desde primera hora se iniciaron las labores de rastreo con más medios.

Así, y con una superficie de una milla marítima más al norte de Puerto del Rosario, capital de la Isla, y con la intención de "peinar hacia Morro Jable" se incorporaba otro helicóptero de la Guardia Civil, con los que son dos en el operativo; otro del GIES, el helimer Canarias, y desde el agua dos patrulleras de la Guardia Civil y el Salvamar Ventalla.

A bordo de la patera que volcó el domingo se encontraban 23 personas, de las que sólo 11 pudieron ser izadas a bordo de la patrullera.

En el momento de acceder los servicios de la Guardia Civil y Salvamento Marítimo, los inmigrantes rescatados llamaron la atención de estos efectivos respecto a las personas que faltaban, que desde ese instante activaron el rastreo por la zona. El segundo fallecido localizado ayer fue avistado por uno de los helicópteros que realizan las labores de búsqueda, desde el que saltaron los submarinistas para recogerlo.

El tercero de los cuerpos apareció a 30 metros de profundidad y a una milla de la playa del Roque, próxima al lugar en el que naufragó la embarcación y a donde se encontraron los demás cadáveres.

Fue hallado pasadas las 17 horas y fue izado a una de las patrulleras y conducido al muelle de Gran Tarajal.

Con la llegada del buen tiempo y unas mejores condiciones del mar, cada año se multiplica la arribada de pateras a las costas de las Islas, fundamentalmente a las de Fuerteventura y Lanzarote. Precisamente, respeto a esta tónica, el delegado insular del Gobierno en Fuerteventura, Ramón Paniagua, señalaba ayer que no entendía cómo hechos luctuosos como el ocurrido el pasado domingo "no consiga frenar esta peligrosa afluencia de personas", máxime, añadió, "cuando se han incorporado más medios de control y ya es prácticamente imposible llegar a tierra sin ser localizados". En este sentido, Paniagua apuntó que estas personas corren "un riesgo innecesario", pues en la mayoría de los casos son devueltos al lugar de origen y "es muy difícil para ellos transitar por la Isla".