Vivir

Tres polizones saltan de un petrolero e intentan llegar a tierra por Las Teresitas

Los jóvenes, de entre 18 y 25 años, al parecer de origen norteafricano, fueron interceptados cuando nadaban por una embarcación de Capitanía Marítima que se disponía a realizar una inspección en el buque desde el que supuestamente saltaron sobre las 11 de la mañana. En el barco había otros dos.
EL DÍA, S/C de Tenerife
5/jun/03 9:17 AM
Edición impresa

Los tres supuestos polizones de origen norteafricano que ayer fueron detectados en aguas próximas al litoral de la capital, intentando llegar a nado hasta la orilla, fueron descubiertos, al parecer, la noche anterior a bordo de un buque petrolero de bandera sueca que estaba fondeado frente a la playa de Las Teresitas.

El puerto de donde partió la embarcación que desde ayer al mediodía llegaba al muelle de La Hondura, hasta donde se trasladó desde su lugar de fondeo durante los últimos días, era el del Mohammedia, en los alrededores de Agadir, en Marruecos.

Al parecer, estos tres polizones tenían que ser trasladados también al muelle de La Hondura, pero a las 10:45 de ayer decidieron emprender una aventura por su cuenta y se lanzaron al mar para intentar llegar a la orilla.

En medio de su travesía fueron detectados por una embarcación de Capitanía Marítima que trasladaba a una dotación de su personal, que precisamente tenía el propósito de efectuar una inspección a bordo del petrolero. Éste, según las fuentes consultadas, es de bandera sueca y tiene por nombre Bitland.

Al percatarse de la presencia de los tres jóvenes en medio del mar, decidieron trasladarlos a bordo de la embarcación para, posteriormente, llevarlos a uno de los embarcaderos de la Dársena Pesquera, donde se amarran las gabarras. Una vez que llegaron a tierra firme, se estableció el operativo que corresponde a este tipo de situaciones, por lo que la primera medida que se adoptó fue la de trasladar a los tres supuestos polizones al Hospital Nuestra Señora de la Candelaria, donde desde un primer momento se les efectuó un reconocimiento médico para determinar su estado de salud.

Posteriormente, fueron localizados otros dos polizones más dentro del mismo barco. Las fuentes coincidían en que el aspecto de estas personas era bueno.

De hecho, tras permanecer algunas horas en observación, se les dio de alta a media tarde y los únicos síntomas que se les detectó a los tres jóvenes era una leve deshidratación.

La procedencia de los jóvenes, su identidad o aspectos relativos a cómo accedieron a este barco que llegó a Tenerife para cargar alquitrán, no fueron precisados.

Tampoco se ha determinado, puesto que se sigue la investigación, si los tres jóvenes saltaron al agua por su propia voluntad.

No obstante, la custodia de estas personas recae, según la normativa para estos casos, en la Brigada de Extranjería de la Policía Nacional, aunque en el operativo, aparte de la Comandancia de Marina, también participó la Guardia Civil.