Venezuela

Los opositores no acudirán a una sesión en la calle por temor a ser asesinados

La convocatoria fue hecha para hoy por el presidente de la Asamblea Nacional, el chavista Francisco Ameliach, después de que los diputados de la oposición le impidieran celebrar una sesión especial el miércoles, lo que provocó una trifulca que comenzó con insultos y acabó con intercambios de golpes.
EFE, Caracas
6/jun/03 9:28 AM
Edición impresa

Los diputados venezolanos de la oposición anunciaron ayer que no acudirán a la sesión del Parlamento convocada en plena calle para hoy, en una zona de Caracas considerada chavista, porque temen ser "asesinados", según dijeron.

La convocatoria fue efectuada por el presidente de la Asamblea Nacional (AN), el chavista Francisco Ameliach, después de que los opositores le impidieron instalar una sesión especial el miércoles, lo que provocó una trifulca con intercambios de golpes e insultos.

La sesión especial tenía como único asunto discutir el proyecto de reforma del Reglamento Interior y de Debates de la AN, presentado por el oficialismo con el fin de reducir las competencias de la Comisión de Legislación, controlada por la oposición.

Pero cuando Ameliach intentaba leer la orden del día, un diputado opositor le arrebató el papel y lo lanzó por los aires, por lo que suspendió la sesión y convocó la nueva para hoy en la céntrica zona de El Calvario, lugar de reunión de los chavistas.

En la Comisión de Legislación se estudian los proyectos de ley que pasan después a debate del pleno. En ella se encuentra, entre otros, el polémico proyecto de Ley de Responsabilidad Social de la Radio y la Televisión, impulsado por el oficialismo, que, según la oposición, busca controlar así el funcionamiento de los medios locales.

Según el diputado oficialista Omar Mezza, que presentó la propuesta de reforma, la oposición utiliza la citada comisión para "represar leyes e impedir el funcio- namiento de la AN".

Al anunciar que los opositores no irán a la sesión de hoy, el legislador opositor Henry Ramos dijo que "ninguno de nosotros irá a El Calvario, salvo el que quiera que lo fusilen allí".

Ramos dijo que la sesión callejera de hoy fue convocada ilegalmente porque fue una iniciativa unilateral de Ameliach que no sometió a votación en el pleno y que el Gobierno "moverá hacia allá a sus bandas armadas".

Según Ameliach, el artículo primero del Reglamento Interior de Debates "permite sesionar fuera de la sede del Parlamento".

Paralelamente, el diputado Calixto Ortega, del partido Movimiento V República, que lidera el presidente Hugo Chávez, negó versiones que apuntan a que la mayoría de los 165 miembros de la AN -un 51 por ciento partidarios del Gobierno- ha pasado a la oposición. Pero aseguró que los opositores intentan convencer a algunos diputados de que se pasen a las filas antigubernamentales a cambio de dinero y "buena" cobertura en la prensa privada nacional.

Recomendación de la UE

La Unión Europea (UE) invitó ayer al Gobierno de Venezuela y a la coalición opositora Coordinadora Democrática a aplicar sin demora el acuerdo político alcanzado entre ambas partes el pasado 29 de mayo para superar la crisis, tras seis meses y medio de negociaciones. La UE recomendó "restablecer el consejo electoral, actualizar la lista de electores y llevar a cabo el resto de preparativos previstos en el acuerdo", en una declaración de la presidencia griega de turno difundida ayer en Bruselas. También declaró que está dispuesta a "contribuir a la aplicación del acuerdo y a aportar una asistencia técnica con vistas a preparar cualquier consulta electoral". Espera, además, que "este reciente acuerdo constituya una etapa importante y una base sólida para el inicio de la solución de la crisis política en Venezuela con el respeto a la Constitución, al Estado de derecho y a los principios democráticos". Reconoce, asimismo, "el papel inestimable" que han desempeñado el secretario general de la OEA, César Gaviria, el Centro Carter y el Programa de la ONU para el Desarrollo.