Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
PP, PSOE y Cs se unen para suprimir los aforamientos, pese a las diferencias leer

CC desautoriza a los dirigentes que nieguen el pacto con el PP

Coalición Canaria ratificó ayer el acuerdo por el que gobernará en las Islas con el Partido Popular y mantendrá el "compromiso férreo" de procurar hacer igual en ayuntamientos y cabildos. Su presidente advierte de que la reestructuración del Gobierno se verá tras la constitución de los entes locales.
EFE, Las Palmas
7/jun/03 16:34 PM
Edición impresa

La Comisión Ejecutiva Nacional de Coalición Canaria (CC) ratificó ayer el acuerdo por el que gobernará en las Islas junto al PP y mantendrá un "compromiso férreo" de procurar hacer igual en ayuntamientos y cabildos, y acordó desautorizar a cualquier dirigente que hable en otro sentido.

"Cuando se produzca una voz discordante, sepan que está expresamente desautorizada, y que yo me encargaré de aclararlo públicamente" en ese supuesto, afirmó el presidente de la federación nacionalista, Paulino Rivero, tras una reunión extraordinaria del Consejo convocada en Las Palmas de Gran Canaria para consensuar la estrategia de pactos puesta en marcha tras el 25-M.

Una estrategia conforme a la cual CC, al tiempo que pacta con el PP, tratará de asegurarse alianzas locales e insulares con Independientes de Fuerteventura (IF) y el Partido de Independientes de Lanzarote (PIL).

Un partido este último al que, de hecho, Paulino Rivero incluyó dentro del bloque parlamentario que respaldará el próximo Gobierno autónomo cuando, al hacer balance de los resultados electorales conseguidos en la Cámara regional, afirmó que los nacionalistas han mantenido la misma presencia que tenían en la anterior legislatura al lograr 26 diputados, sumados los 23 de CC y los 3 del PIL.

Los tres parlamentarios lanzaroteños ya se habían agregado de hecho al grupo de CC, al anunciar días atrás y de antemano su apoyo "desinteresado" a la coalición en la Cámara, pero, pese a ello, Rivero precisó que los posibles acuerdos entre ambas formaciones en el Cabildo insular y los ayuntamientos deberán ser negociados en el ámbito de la propia isla.

A tal fin, anunció que el lunes se reunirán los órganos directivos de CC en Lanzarote, que tendrán la misión de constituir una comisión negociadora, "teniendo como directriz la conveniencia de avanzar las negociaciones con el PIL".

Una directriz similar a la que deberán aplicarse en otros muchos ayuntamientos y cabildos del archipiélago donde ningún grupo logró mayoría suficiente para gobernar en solitario los miembros de los distintos partidos que conforman la coalición, aunque en esos casos en referencia al PP.

Ya que, de conformidad con los acuerdos adoptados ayer en la Comisión Ejecutiva, sus cargos públicos electos en ayuntamientos y cabildos deberán "hacer todos los esfuerzos posibles" para cumplir otra de las premisas negociadas con PP: favorecer que al frente de esas corporaciones esté el nacionalista o el popular más votado.

Dificultades

Un propósito que, en principio, será de difícil cumplimiento en ámbitos como la isla de Fuerteventura, donde CC anunció ya de forma oficial un pacto con el PSC-PSOE para apartar al PP de las instituciones donde era posible, o en municipios grancanarios como Telde, Arucas o San Bartolomé de Tirajana, en cuyos ayuntamientos los populares han hecho públicos acuerdos que excluyen a CC.

Por todo lo expuesto, Paulino Rivero admitió que, aunque ya se han iniciado las negociaciones entre CC y PP, el debate sobre su estructura y composición se aplazará hasta después del 14 de junio, día en que se constituirán los ayuntamientos.

Condiciones de gobierno

Paulino Rivero avanzó que los nacionalistas concederán a los populares una presencia mayor o menor en el Gobierno en función de en cuántas corporaciones locales e insulares posibiliten que CC se haga con la Alcaldía o la Presidencia. No obstante, Rivero quiso dejar claro que el PP formará parte del Gobierno autónomo en cualquier caso, por entender CC que, al menos hasta que se celebren las elecciones generales del año próximo, será una garantía de estabilidad institucional en las Islas. En esa línea, declaró que la coalición no caerá en la "trampa" de hacer caso a una propuesta que aseguró se ha planteado a algunos dirigentes desde el PSC-PSOE: contar con el apoyo de los socialistas en el Parlamento regional para poder gobernar en solitario. Rivero aclaró que será el Consejo Político, el mismo que otorgó la Vicepresidencia a Román Rodríguez, vinculada a la Consejería de Economía y Hacienda, el que decidirá la composición del futuro Ejecutivo canario.