Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Fiscalía General del Estado decidió que la de Canarias debía abstenerse en el caso Grúas leer

Rodríguez Zaragoza, satisfecho con el apoyo europeo a la agricultura canaria

El consejero en funciones de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias valoró ayer positivamente el pronunciamiento del Parlamento europeo a favor de la exclusión de las regiones ultraperiféricas de la reforma de la Política Agraria Común (PAC).
EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
7/jun/03 15:54 PM
Edición impresa

El consejero en funciones del Gobierno de Canarias, Pedro Rodríguez Zaragoza, se mostró ayer "satisfecho y optimista" con el pronunciamiento del Parlamento europeo a favor de la exclusión de las regiones ultraperiféricas de la reforma de la Política Agraria Común (PAC).

"No hay que echar las campanas al vuelo, porque es un acuerdo no vinculante, pero parece que van bien las cosas, es muy importante que el Parlamento europeo rechace el recorte de las ayudas", indicó.

El consejero señaló que la cita importante será la reunión del consejo de ministros de agricultura, prevista para los días 11, 12 y 13 de junio en Luxemburgo, en la que el Gobierno de Canarias espera que se acuerde un tratamiento diferenciado para las regiones ultraperiféricas en la nueva PAC.

"Con un compromiso global de que las regiones ultraperiféricas tengamos un tratamiento diferenciado nos conformamos, ya lucharemos después por los reglamentos y los porcentajes", comentó Pedro Rodríguez Zaragoza.

En su opinión, esta diferenciación de las regiones alejadas es fruto de "un trabajo bien hecho, muchas horas de pasillo y muchas reuniones" para plantear la situación diferencial de la agricultura canaria en las instancias europeas.

"Una especie de mini PAC"

"Estamos optimistas, sin llegar al muy contentos, con nuestra especie de mini PAC", resumió Rodríguez Zaragoza, quien señaló que estará en contacto permanente con el ministro de Agricultura español Miguel Arias Cañete para conocer "en tiempo real" el desarrollo de la reunión que mantendrá con sus colegas europeos.

Esos acuerdos deben ser posteriormente ratificados por los jefes de estado y de gobierno reunidos en el Consejo europeo.

Por su parte, la presidencia griega de la UE dijo ayer que cualquier fórmula de compromiso sobre la reforma de la PAC y la "desvinculación" de las ayudas debe proteger las zonas desfavorecidas. El Consejo de Ministros de Agricultura de la UE tratará de cerrar, entre los días 11 y 13 en Luxemburgo, las negociaciones sobre la revisión de la PAC, cuyo punto más polémico es la "desvinculación" total de las subvenciones de la producción y su sustitución por una prima fija a la hectárea.

Once países, entre ellos España, han rechazado desconectar totalmente las ayudas de la producción durante los debates celebrados desde enero y piden que esa medida se haga parcialmente.

Fuentes de la presidencia señalaron ayer que cualquier fórmula de compromiso sobre la "desvinculación" se basará en tres principios, uno de los cuales es la "protección de las zonas vulnerables" y la aplicación de un sistema que "evite el abandono y no provoque la desertización".

Por otro lado, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) convocó ayer una concentración de protesta contra la reforma de la PAC frente al edificio de las Comunidades europeas, en el paseo de la Castellana de Madrid, para el próximo martes día 10.

La organización agraria argumentó en un comunicado que "no se puede consentir que se pongan las bases del desmantelamiento del rico tejido rural español, porque pondría en peligro la forma de vida de varios millones de personas y dejaría la producción básica de alimentos en manos foráneas".

Por su parte, la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) y asociaciones de fabricantes de medios de producción agrícola de España enviaron ayer una carta al ministro Miguel Arias Cañete.