Jornada Deportiva

Un CAMBIO de planes

David Amaral se desplazó ayer a la Comunidad Valenciana con la intención de presenciar hoy el partido de Segunda "B" entre el Castellón y el Pontevedra, que está programado para mañana.
JORNADA, S/C de Tenerife
7/jun/03 11:28 AM
Edición impresa

Aprovechando que el Tenerife visitará mañana al Levante, el entrenador David Amaral adelantó en un día el viaje a Valencia con la idea de recopilar información acerca de varios futbolistas que se encuentran en la lista de posibles refuerzos para la próxima Liga y que militan en un club de la zona.

En particular, el técnico blanquiazul tenía previsto acudir esta noche a Castalia para seguir el encuentro entre el Castellón y el Pontevedra, de la fase de ascenso a Segunda División A, y, luego, sumarse hoy a la expedición isleña. De hecho, había reservado una habitación en un conocido hotel de la capital de la Plana, pero los planes se derrumbaron cuando se percató de que el citado partido realmente se disputará mañana, casi a la misma hora que el que medirá al Levante con el Tenerife.

Asumido el despiste, Amaral no se cruzó de brazos y desvió ligeramente la ruta para llevar a cabo otras gestiones también encaminadas a dar forma a su proyecto.

Según fuentes del club insular, el entrenador ha ido en busca de refuerzos para las bandas. No obstante, han trascendido nombres de deportistas que ocupan otras demarcaciones, los de Javier Oliva González y José Mora Altava, ambos con contrato en vigor con el CD Castellón. El primero es un portero nacido en Barcelona hace 27 años, ha pasado por conjuntos como el Terrassa, el Recreativo o el Nástic y en la presente campaña está cosechando sus mejores estadísticas, con tan sólo 17 tantos encajados, de los que 8 fueron de penalty. Por otro lado, Mora se forjó en la cantera albinegra y está considerado como un central de mucha proyección. La próxima semana cumplirá 22 años y ya ha sido relacionado con conjuntos de Primera División, como el Real Valladolid, aunque todavía le resta un año con el Castellón, que lidera, junto al Ciudad de Murcia, uno de los grupos de la fase de ascenso a Segunda División A.

Para aclarar este asunto, Radio El Día se puso ayer en contacto con Fernando Gómez Colomer, director deportivo del Castellón. El ex centrocampista internacional del Valencia advirtió que tanto Oliva como Mora están comprometidos con la entidad de Castalia hasta el mes de junio de 2004 y cuentan con cláusulas de rescisión que superan la cifra de 1.200.000 euros cada una. Además, admitió que desconocía la presencia de David Amaral en tierras levantinas y que no había recibido ninguna propuesta en firme por los jugadores.

Sin embargo, a pesar de aclarar que su equipo está "centrado en la liguilla", anunció que "estamos abiertos a estudiar cualquier negociación. Siempre escucho y en consecuencia decido. No tenemos la prioridad de no hablar sobre estos futbolistas hasta el final de la temporada. Se puede hacer cuando sea". Asimismo, advirtió que "los contratos que se realizan a estos niveles contienen cláusulas altas y es casi imposible que otro equipo las pague por un jugador de Segunda B. Es algo que está establecido, pero estamos abiertos a cualquier posibilidad. También puede pasar que se dirijan a nosotros y digamos que no vendemos".

Finalmente, Fernando declaró que "es positivo que se barajen nombres. Pero si me preguntas si alguien se ha dirigido a mí en relación a este asunto, digo que no, nadie. De todas formas, comprendo que exista interés por algunos de nuestros futbolistas".

Por su parte, José (más conocido por Pepe) Mora se expresó en la misma línea que el director deportivo. "De este tema ni sé ni quiero saber, porque nos vamos a jugar la temporada en tres semanas y no es bueno desconcentrarse", señaló. El joven zaguero afirmó que "es bonito que un club como el Tenerife se fije en un futbolista como yo, que está en una categoría tan perdida". Sobre su relación contractual con el Castellón aseveró que "todo es negociable". Mientras, el portero Oliva optó por no entrar en valoraciones.