Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Hallan el cadáver del niño desaparecido en las inundaciones de Mallorca leer

Continúa la crisis en Oriente Medio con diez muertos más en Cisjordania y Gaza

Las últimas víctimas mortales se registraron durante la mañana de ayer en el distrito cisjordano de Hebrón, donde dos milicianos palestinos abrieron fuego contra un israelí, que perdió la vida en el ataque, tras lo cual las fuerzas de seguridad abatieron a los atacantes.
AGENCIAS, Jerusalén
9/jun/03 9:52 AM
Edición impresa

Cinco israelíes y cinco palestinos murieron ayer en dos ataques de las milicias palestinas contra fuerzas militares israelíes en Cisjordania y Gaza, en una jornada que refleja el alto nivel de tensión en la zona después de la Cumbre de Aqaba.

Las últimas víctimas mortales se registraron en el distrito cisjordano de Hebrón, donde dos milicianos palestinos abrieron fuego contra un israelí, que perdió la vida en el ataque, tras lo cual las fuerzas de seguridad abatieron a los atacantes.

Fuentes palestinas dijeron que los dos atacantes palestinos habían disparado y herido de levedad horas antes a un agente israelí de la policía de fronteras en esa zona.

El ataque se produjo en las inmediaciones de la Tumba de los Patriarcas de Hebrón, venerada por judíos y musulmanes y donde se cree que está enterrados los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob.

En esta ciudad residen unos 500 colonos judíos custodiados por las fuerzas de seguridad en medio de más de cien mil palestinos, lo que desde hace años ha generado innumerables enfrentamientos. Horas antes el Ejército israelí había prohibido la entrada a la Tumba a los musulmanes tras el tiroteo contra el policía de fronteras.

Más incidentes

En otro incidente armado a primeras horas de la mañana, cuatro reservistas israelíes murieron por disparos de milicianos palestinos en el puesto fronterizo de Erez, principal paso comercial y que separa Israel de la franja de Gaza.

Después del ataque de tres milicianos palestinos que se acercaron al puesto de control militar disfrazados de soldados israelíes, las fuerzas de seguridad abrieron fuego y acabaron con ellos.

El Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamas), la Yihad Islámica y el brazo armado de Al-Fatah denominado las Brigadas de los Mártires de Al-Aksa, asumieron la autoría del atentado en un comunicado conjunto.

En el documento estos grupos dicen que el ataque fue llevado a cabo "para asegurar la unidad de los palestinos y su compromiso con la única opción que es la resistencia" armada.

El comunicado agrega que los "militantes abrieron fuego contra los soldados y oficiales del enemigo Nazi (Israel) hasta que se quedaron sin munición".

El ataque se registra en una situación de crisis entre las facciones radicales y el Gobierno de Abu Mazen, ya que los grupos de oposición han anunciado que no se sumarán a un cese del fuego unilateral después de escuchar el discurso del primer ministro en Aqaba, Jordania.

Abu Mazen anunció la desmilitarización de la Intifada y no tocó temas cruciales para estas facciones como el sufrimiento de los palestinos, el derecho al retorno de los refugiados o la capitalidad de Jerusalén.

El primer ministro palestino exhortó ayer a esas facciones a reanudar el diálogo para llegar a una tregua y ha asegurado que no pretende desarmar por la fuerza a las milicias palestinas sino a través del consenso en conversaciones.

Las formaciones palestinas que se oponen a la "Hoja de ruta" acusan a Mazen de haber renunciado al derecho de retorno de los refugiados de 1948 y de no reivindicar todos los territorios ocupados por Israel ni exigir la liberación de los presos detenidos en Israel. Según los radicales, el presidente palestino pronunció en Aqaba un discurso que significa una "traición" a la causa palestina.

"La sangre de los palestinos dice hoy que estamos unidos en la trinchera de la resistencia. La guerra contra el terrorismo israelí continuará mientras haya ocupación", declaró Abdel Aziz al-Rantisi, portavoz de Hamás en Gaza.

Para finalizar, Muhammad al-Hindi, dirigente de Yihad Islámico, confirmó en la jornada de ayer que la lucha armada va a continuar. "Hemos decidido continuar con la intifada armada porque rechazamos las conclusiones de la cumbre de Aqaba", afirmó.