Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Dos personas atrapadas y tres heridas en el derrumbe de las obras del hotel Ritz leer

Consejero desestima la operación de Edu Moya y Valerio será explorado hoy

El traumatólogo recibió ayer por la mañana en Majadahonda al lateral derecho y estimó que no es necesario que sea intervenido quirúrgicamente de la pubalgia que padece. Mientras, al cancerbero le realizarán hoy un estudio radiológico para detectar el alcance de la lesión que sufrió ante el Levante.
JORNADA, S/C de Tenerife
10/jun/03 11:29 AM
Edición impresa

El futbolista del CD Tenerife Edu Moya visitó ayer por la mañana la consulta del doctor Consejero, en la localidad madrileña de Majadahonda, y se marchó con la tranquilidad de saber que no es necesario que sea operado por la pubalgia que arrastra desde hace varias semanas.

El joven futbolista partió rumbo a la capital de España a primera hora del día, junto al médico del representativo insular Roberto Medina, desde Valencia, donde se encontraba concentrado el resto del equipo con motivo del partido disputado frente al Levante. Una vez en la clínica, Moya escuchó en voz de Consejero, que operó al blanquiazul Antonio Hidalgo de la misma dolencia, una segunda opinión acerca de sus molestias físicas. Después de examinar las pruebas complementarias realizadas por los galenos del Tenerife y efectuarle al jugador una exploración dio a conocer su versión, confirmando el pronóstico inicial.

De esta manera, Moya podrá continuar normalmente la rutina de entrenamientos hasta el término de la temporada, tal y como ha hecho en los ejercicios más recientes. De hecho, fue convocado por David Amaral para los dos últimos partidos, aunque no llegó a intervenir.

Una de las conclusiones alcanzadas ayer fue que el dolor en la zona afectada aumentó debido al cese de los ejercicios de potenciación de los músculos del abdomen en un tramo de la campaña.

Aunque no se trata de una intervención compleja, el defensa nacido en Monesterio se mostró aliviado por no tener que ponerse en manos de los cirujanos.

Por otro lado, el parte médico correspondiente al encuentro del domingo en el estadio Ciudad de Valencia está encabezado por Joaquín Valerio. El meta catalán no pudo concluir el compromiso, precisamente en el día de su regreso a la competición tras cuatro meses sin participar, a causa de un fuerte golpe con el levantinista Ettien en la fase decisiva del partido. A pesar de que trató de aguantar hasta el final, el cancerbero cedido por el Betis pidió el relevo y dio paso a su compañero Aragoneses.

Para conocer el diagnóstico exacto de la lesión, se le realizará hoy por la mañana una prueba radiológica. No obstante, el primer examen efectuado por Roberto Medina apunta a una contusión en el tercio medio de la pierna derecha, una lesión muy dolorosa que en la noche posterior al partido casi le impidió caminar con normalidad. De cualquier modo, ayer evidenció sentirse mejor y, si no surgen contratiempos, podrá incorporarse pronto al trabajo.

De resto, la visita al Levante dejó en el Tenerife tres puntos, pero de sutura. Los que le aplicaron a David Charcos en la cara. Además, Quico Torres regresó a la Isla con una sobrecarga en la zona isquiotibial. Nada grave.

El futbolista del CD Tenerife Edu Moya visitó ayer por la mañana la consulta del doctor Consejero, en la localidad madrileña de Majadahonda, y se marchó con la tranquilidad de saber que no es necesario que sea operado por la pubalgia que arrastra desde hace varias semanas.

El joven futbolista partió rumbo a la capital de España a primera hora del día, junto al médico del representativo insular Roberto Medina, desde Valencia, donde se encontraba concentrado el resto del equipo con motivo del partido disputado frente al Levante. Una vez en la clínica, Moya escuchó en voz de Consejero, que operó al blanquiazul Antonio Hidalgo de la misma dolencia, una segunda opinión acerca de sus molestias físicas. Después de examinar las pruebas complementarias realizadas por los galenos del Tenerife y efectuarle al jugador una exploración dio a conocer su versión, confirmando el pronóstico inicial.

De esta manera, Moya podrá continuar normalmente la rutina de entrenamientos hasta el término de la temporada, tal y como ha hecho en los ejercicios más recientes. De hecho, fue convocado por David Amaral para los dos últimos partidos, aunque no llegó a intervenir.

Una de las conclusiones alcanzadas ayer fue que el dolor en la zona afectada aumentó debido al cese de los ejercicios de potenciación de los músculos del abdomen en un tramo de la campaña.

Aunque no se trata de una intervención compleja, el defensa nacido en Monesterio se mostró aliviado por no tener que ponerse en manos de los cirujanos.

Por otro lado, el parte médico correspondiente al encuentro del domingo en el estadio Ciudad de Valencia está encabezado por Joaquín Valerio. El meta catalán no pudo concluir el compromiso, precisamente en el día de su regreso a la competición tras cuatro meses sin participar, a causa de un fuerte golpe con el levantinista Ettien en la fase decisiva del partido. A pesar de que trató de aguantar hasta el final, el cancerbero cedido por el Betis pidió el relevo y dio paso a su compañero Aragoneses.

Para conocer el diagnóstico exacto de la lesión, se le realizará hoy por la mañana una prueba radiológica. No obstante, el primer examen efectuado por Roberto Medina apunta a una contusión en el tercio medio de la pierna derecha, una lesión muy dolorosa que en la noche posterior al partido casi le impidió caminar con normalidad. De cualquier modo, ayer evidenció sentirse mejor y, si no surgen contratiempos, podrá incorporarse pronto al trabajo.

De resto, la visita al Levante dejó en el Tenerife tres puntos, pero de sutura. Los que le aplicaron a David Charcos en la cara. Además, Quico Torres regresó a la Isla con una sobrecarga en la zona isquiotibial. Nada grave.