Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Acuerdo entre sindicatos y Correos que desconvoca las huelgas en Navidades leer

Detenido por circular más de tres kilómetros en sentido contrario

Su frenética y alocada carrera comenzó en la avenida General Mola y terminó en la entrada del túnel de la TF-4, siempre en sentido contrario y sobrepasando el límite de velocidad. A un coche patrulla de la Policía Local lo sacó de la vía con evidente peligro para la integridad de los agentes.
EL DÍA, S/C de Tenerife
11/jun/03 10:11 AM
Edición impresa

Un supuesto conductor suicida que recorrió las principales arterias de Santa Cruz en sentido contrario a la circulación fue detenido en la madrugada de ayer por efectivos de la Policía Local de la ciudad, a los cuales llegó a poner en peligro su integridad física ya que a uno de los radiopatrullas lo golpeó con su turismo con el fin de sacarlo de la vía pública.

El conductor fue identificado como O.M.M.G., de 40 años de edad, natural de Las Palmas y cuya presencia fue detectada sobre las 02:15 horas cuando al llegar a la avenida General Mola esquina Salamanca se saltó un semáforo en rojo, acción que fue observada por un coche patrulla al cual rebasó.

Al llegar a la avenida Ángel Romero cambió bruscamente el sentido de la marcha, pero en sentido descendente. Tras eludir un control policial se dirigió a Los Gladiolos por la calle Alcalde Mandillo Tejera, siempre en sentido contrario, hasta desembocar en la calle Azorín donde recorrió unos 500 metros, hasta llegar a Benito Pérez Armas. En ese lugar a punto estuvo de colisionar contra un taxi y de ahí se incorporó a la avenida Reyes Católicos y Asuncionistas, rebasando el límite de velocidad establecido, hasta llegar a la plaza de La Paz donde tomó el sentido correcto de la circulación hasta llegar a Francisco La Roche y de ahí al túnel de la TF-4, donde un radiopatrulla se puso a su altura y fue embestido por el automóvil que conducía O.M.M.G., abandonando en ese momento la persecución, ya que a punto estuvo de salirse de la vía.

Hay que señalar que los coches patrulla que seguían al del reseñado hicieron sonar en todo momento las señales acústicas, los prioritarios y las luces destellantes.

A partir de ese momento se unió otro coche patrulla que logró unos 400 metros más adelante bloquear la calle e interceptar el turismo.

A pesar de que los policías le dieron el alto, y pudo ser apresado, el reseñado reaccionó de manera violenta teniendo que ser reducido de manera conveniente.

Los agentes pudieron comprobar que el turismo no figuraba como sustraído y que era propiedad de una agencia de coches de alquiler, a la que no lo había reintegrado.

Cuando los funcionarios policiales practicaban las oportunas diligencias, se personó en Comisaría el propietario de una estación de servicio que manifestó que horas antes un turismo había llenado el tanque de combustible y abandonó el lugar sin abonar la deuda. Aportadas las características físicas se pudo comprobar que se trataba de la misma persona.

El detenido en unión de las diligencias instruidas pasó a disposición del juzgado de guardia de Santa Cruz, acusado de un delito contra la seguridad del tráfico.