Santa Cruz de Tenerife

Martinón: "En el PSOE no hay actitudes derrotistas, sino de ánimo y empuje"

El que será líder de los socialistas en el próximo mandato del Cabildo de Tenerife aspira a vivir cuatro años en "los que todo funcione bien, prevalezca la normalidad democrática y se respete a los grupos políticos". Su legitimidad procede del respaldo de los más de 111.000 votos salidos de las urnas.
S.LOJENDIO, S/C de Tenerife
12/jun/03 18:07 PM
Edición impresa

S.LOJENDIO, S/C de Tenerife

Antonio Martinón, consejero electo del PSC-PSOE al Cabildo de Tenerife, y recientemente designado presidente del Grupo Socialista para el nuevo mandato que se abrirá próximamente en la Corporación Insular, afirma sentirse "satisfecho" de los resultados logrados por la candidatura socialista el pasado 25 de mayo, aunque no esconde que "podían haber sido mejores".

Haciendo gala de su evidente habilidad y conocimiento para el análisis matemático, Antonio Martinón destaca la mejoría registrada por el PSC-PSOE con respecto a las elecciones de 1999, "porque hemos conseguido superar en más de un punto y medio los registros de aquellos comicios", pasando del 26,54 al 29,86 por ciento de los votos, y acentuando, por tanto, lo que representa el respaldo y el apoyo de más de 111.000 tinerfeños y tinerfeñas.

Ahora bien, más allá de las lecturas que se puedan extraer a la vista de los números, el líder socialista no rehúye la autocrítica ni tampoco esconde que en la valoración más íntima, la de puertas hacia adentro, los socialistas hayan debatido "sobre lo que se ha hecho bien y mal", analizando no sólo los resultados absolutos, sino también el perfil personal.

Con todo, Martinón subraya que "no existe una actitud derrotista en el PSC-PSOE, ni mucho menos, sino más bien al contrario, mucho ánimo y empuje por parte de los compañeros y compañeras que integran el partido".

Desde la oposición

La voz soberana salida de las urnas estableció que Coalición Canaria consiguiera la mayoría absoluta en el Cabildo, "y si el pueblo de Tenerife así lo ha querido, vamos a asumir el papel de hacer oposición", explica el líder socialista.

No es una situación nueva ni siquiera incómoda para Antonio Martinón, que acepta y encaja las reglas del sistema democrático. "La práctica de la oposición, desde una alternativa responsable, seria y rigurosa, no quiere decir que no procuremos acuerdos en aquellos asuntos de interés general para la Isla y confío en que sea así". No obstante, Antonio Martinón ya advierte que "consenso sí, pero nunca entreguismo".

A propósito, matiza las afirmaciones repetidas por el candidato de CC, Ricardo Melchior, durante la campaña electoral, cuando aseguraba que el 95 por ciento de los puntos llevados al Pleno del Cabildo se habían aprobado por unanimidad. "Es una verdad a medias", explica, "porque lo que no se dice es que la mayoría de esos asuntos fueron cuestiones regladas, de mero trámite, que prácticamente se aprobaron por asentimiento, mientras el PSOE se opuso al tendido por Vilaflor y no hubo consenso con el PIOT".