Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Renault nombra una dirección provisional y mantiene a Ghosn como presidente leer

Muere Gregory Peck, "el caballero de Hollywood"

El protagonista de títulos como "Vacaciones en Roma" o "Duelo al sol", que logró su único Oscar en 1962 por "Matar a un ruiseñor", falleció con 87 años en su casa de Los Ángeles.
COLPISA, Los Ángeles
13/jun/03 20:18 PM
Edición impresa

Gregory Peck, una de las grandes estrellas de Hollywood de todos los tiempos, falleció ayer en su residencia de Los Ángeles a los 87 años. Protagonista de títulos tan míticos como "Matar un ruiseñor", con el que logró el Oscar al mejor actor en 1962, o "Los cañones de Navarone", Gregory Peck falleció plácidamente al lado de su esposa, la periodista francesa Veronique Passini, según informó su portavoz, Monroe Friedman.

El actor, hijo de un farmacéutico, había nacido el 5 de abril de 1916 en La Jolla (California). Seducido por un grupo de teatro universitario, abandonó los estudios de Medicina que realizaba en Berkley. Lograría su primer trabajo sobre las tablas en la Feria Mundial de Nueva York, que continuaría en giras veraniegas, hasta obtener una beca en la famosa escuela Neigborhood Playhouse de Nueva York. Por fin, en 1942, debutó en Brodway, donde participó en montajes como "The morning star" o "The Willow and I". Un éxito que continuó un año después al lograr entrar en Hollywood de la mano de O. Setznick.

Su debut cinematográfico se produjo en 1944 con "Días de gloria", cinta dirigida por el francés Jacques Toruneur con la que logró un importante éxito que le permitiría firmar contratos simultáneos con varias compañías, entre ellas la 20th Century Fox, Selznick Productions o la Metro Goldyn Mayer. Con "Las llaves del reino" (1944), de John M. Sahl, lograría ya el estatus de estrella y sería nominado por primera vez al Oscar.

A mediados de los cuarenta se convirtió en el actor de moda. Su porte lo llevaría pronto a interpretar papeles legendarios, entre ellos el rey David en "Yo y Bathsheba", el capitán Ahab en "Moby Dick" e incluso al general MacArthur y al presidente Abraham Lincoln. Llegan títulos de tanto éxito como "Recuerda"' (1945), de Hichtcock, "Duelo al sol" (1946), de King Vidor o "Pacto de caballeros" (1947).

En 1942 contrajo matrimonio con Greta Rice, con la que se divorciaría en 1955 y con la que tuvo tres hijos, Jonathan, que se suicidó de un disparo en 1975, Stephen y Carey.

A partir de 1950 trabajó a destajo, pero sin estar adscrito a ningún estudio concreto, en películas tan emblemáticas como "Vacaciones en Roma" (1953), "Horizontes de grandeza" (1958) o "Días sin vida" (1959). También sería marido cinematográfico de Lauren Bacall en "Mi desconfiada esposa" (1957).

Sin embargo, sus mejores papeles le llegarían a partir de los años sesenta con "La hora final" y "Matar a un ruiseñor", película con la que lograría por fin el Oscar al mejor actor.