Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El TSJC confirma la mayor indemnización por negligencia médica en España leer

Castro encabeza las protestas contra la embajada española

El régimen cubano responsabiliza tanto al Gobierno de Madrid como al de Roma de liderar a la UE contra la isla. Ana Palacio recuerda que las sanciones se deben a la preocupante situación de los derechos humanos.
COLPISA, La Habana
13/jun/03 18:07 PM
Edición impresa

Cientos de miles de cubanos, divididos en dos columnas encabezadas respectivamente por el presidente cubano Fidel Castro y su hermano y ministro de Defensa, Raúl Castro, protagonizaron ayer la primera marcha de protesta ante las embajadas de España e Italia, los dos países de la Unión Europea a quien Cuba responsabiliza de liderar la política comunitaria contra la isla. La UE sancionó a La Habana con medidas políticas y culturales tras los masivos arrestos y severas condenas a opositores y la ejecución de tres secuestradores de una lancha.

A las 7:30 de la mañana y tras escuchar el himno nacional, consignas como "El führecito", en alusión a José María Aznar; "España, España, Aznar es una araña", o "Berlusconi, payaso", acompañaron las marchas frente a las sedes diplomáticas. En la legación española, varios funcionarios españoles contemplaban desde la azotea el paso de los manifestantes, que ondeaban banderas cubanas y carteles con consignas como "Aznar, en 1898 nos vendieron a los Estados Unidos. Hoy vendes tu país al imperio" y "Berlusconi, no estamos en los tiempos de Julio César, Nerón y Mussolini".

Ana Palacio

La ministra española de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, recordó ayer al régimen de Castro que las sanciones diplomáticas aprobadas por la UE la semana pasada se deben a la situación "preocupante" en materia de derechos humanos que se vive en la isla.

Sobre la posibilidad de que España tome alguna iniciativa diplomática contra Cuba por los calificativos vertidos por Castro contra el presidente José María Aznar, Palacio dijo que "el Gobierno, como es tradición, no entra a las provocaciones".

Además, afirmó que España tiene en cuenta la proximidad que los españoles sienten respecto al pueblo cubano y recalcó que en todas sus actuaciones, situaciones y decisiones, "siempre tendremos el interés del pueblo cubano en primer lugar". "Otras consideraciones pasarán y han pasado siempre a un segundo plano", consideró.

Palacio subrayó, asimismo, que "España siempre ha tenido la actitud más constructiva que las circunstancias han permitido con relación a Cuba". "España forma parte de la UE y ha participado en ese consenso de la UE", respecto a las sanciones diplomáticas impuestas por los Quince el pasado jueves.

"A partir de ahí, hay que evitar la escalada verbal, los improperios, y remitirse a actos serenos que son decisiones, tomas de posición que la UE ha adoptado después de un gran debate". "Vamos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos para ver qué otras posiciones tenemos que tomar", dijo.