Tenerife

El lunes comienzan las obras de repavimentación en la TF-1

Los trabajos se realizarán en horario nocturno para limitar las molestias a los conductores, y comprenderán el tramo de autopista del Sur entre los kilómetros 3,400 y 6,000, en la zona de Añaza y Santa María del Mar.
EL DÍA, S/C de Tenerife
13/jun/03 12:17 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife iniciará el próximo lunes los trabajos de reparación del pavimento de un tramo de la autopista del Sur comprendido entre los puntos kilométricos 3,400 y 6,000, en la zona de Añaza y Santa María del Mar.

Estas obras suponen una inversión superior a los 200.000 euros y se centran, fundamentalmente, en la eliminación de los baches que han aparecido sobre la superficie de la calzada, en buena medida en el carril derecho de ambos sentidos de circulación.

La causa obedece a que son esas vías las que soportan de forma ha-bitual el paso del tráfico pesado y, en consecuencia, tienden a deteriorarse con más rapidez.

Según destaca el vicepresidente del Cabildo y consejero en funciones de Carreteras, Vivienda y Transportes, Lorenzo Dorta, "el constante trasiego de camiones, guaguas y un gran número de turismos por esta vía provoca un continuo desgaste de la capa de rodadura y la aparición de baches, lo que supone un riesgo considerable para la conducción, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de una vía rápida. Por ese motivo, ya hemos llevado a cabo varias ac-tuaciones destinadas a mejorar el asfalto y proporcionar con ello más seguridad, que es lo que nos preocupa sobre el resto de las cosas cuando hablamos de la conservación de las carreteras insulares".

El tramo del tercer carril

La porción afectada forma parte del tramo que será sometido a obras a partir del próximo mes de septiembre por parte de la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Agua del Gobierno de Canarias, con el fin de ampliar la calzada hasta un tercer carril.

No obstante, y dado su estado actual, se hace necesario llevar a cabo el proyecto del Cabildo para evitar que la situación de deterioro se recrudezca.

En opinión de los técnicos insulares, no resulta operativo llevar a cabo un rebacheo debido al poco espesor de la capa de rodadura, lo que reproducirían los daños en un corto espacio de tiempo. En consecuencia, se hace preciso y aconsejable acometer una acción de mayores proporciones.