Sucesos
CIUDAD REAL

La acusada de asesinar a su hermana niega los hechos


EFE, Ciudad Real
17/jun/03 10:11 AM
Edición impresa

Faustina Cioralla Rubio, de 73 años y vecina de Torrenueva, que se encuentra en prisión acusada del asesinato de su hermana, de 66 años, el 21 de marzo del año pasado, negó ayer todos los hechos durante el primer día de la vista oral celebrada contra ella ante un jurado popular de Ciudad Real.

La acusada, alta, fuerte y de carácter, apodada en su pueblo "la chula", rechazó en su declaración, como sostiene la Fiscalía, que ese día rociara con agua hirviendo el cuerpo de su hermana Josefa, que vivía en una parte separada de la misma casa junto con un hermano, provocándole quemaduras en el 45% del cuerpo, y un trauma que le ocasionó la muerte inmediata.

Según ella, que admitió que sus relaciones con la víctima no eran buenas, según dijo a causa del descuido de la salud y aseo de Josefa, que "no comía nada, ni se peinaba desde hacía cuatro años", su muerte fue un proceso natural provocado por la inanición y descuido completo de su vida, sobrevenido tras una caída. El fiscal califica los hechos como asesinato y pide 18 años de cárcel. La defensa pide la libre absolución.

El Juzgado de lo Penal 11 de Sevilla ha absuelto a tres cirujanos y una ATS porque la pinza que olvidaron en el abdomen de un paciente no fue la causa de su posterior fallecimiento por cáncer ni de una obstrucción intestinal que obligó a operarlo cinco meses después.

La sentencia considera que la actuación de los profesionales "no produjo un resultado lesivo", por lo que además de rechazar la indemnización de 120.200 euros para la familia del fallecido, no cita una posible reclamación por vía civil o administrativa, que "exige necesariamente que se produzca un daño". Los cirujanos del hospital de Valme operaron el 17 de febrero de 1998 a F.B.S. de un cáncer maligno de recto y tras la intervención suturaron la herida sin percatarse de que habían dejado olvidada en el abdomen una pinza hemostática de unos 14 centímetros de longitud. El enfermo fue operado de nuevo el 10 de julio de 1998 para solucionar una obstrucción intestinal y le fueron retiradas las pinzas.

El paciente falleció el 21 de febrero de 1999 como consecuencia de una metástasis.

CIUDAD REAL