Sucesos

Intervenidos 1.300 kilos de hachís en el interior de botes de aceitunas

La droga iba destinada al Reino Unido y fue interceptada por agentes de Madrid y Marbella. Cuatro personas han sido detenidas y lo novedoso de la operación es la forma en que ha sido camuflada la sustancia estupefaciente. La compraban en Marruecos y la almacenaban en una nave de Málaga.
EFE, Madrid
18/jun/03 10:11 AM
Edición impresa

La Policía ha intervenido más de mil kilogramos de hachís camuflados en botes de aceitunas, cuyo destino iba a ser el Reino Unido, en una operación llevada a cabo por agentes de Madrid y Marbella en la que han sido detenidos cuatro presuntos narcotraficantes.

Según informó ayer la Dirección General de la Policía, la importancia de la operación no es sólo por la cantidad de hachís y polen aprehendida -1.300 kilos-, sino por lo "novedoso" del sistema ideado para pasar la droga, precintada y perfectamente camuflada entre el líquido de botes y latas de aceitunas.

El primero que sospechó del contenido de los envases de aceitunas fue Nerón, un rotweiler especialmente entrenado para detectar drogas y cuyo papel en la operación fue determinante, según destacó la policía.

Los presuntos narcotraficantes compraban la "mercancía", al parecer, en Marruecos y la almacenaban en una nave de la provincia de Málaga para, posteriormente, camuflarla en los envases de aceitunas.

Para hacer llegar la droga a su destino, los presuntos narcotraficantes utilizaban empresas de transportes internacionales del polígono industrial de Coslada (Madrid), que desconocían lo ilícito de la mercancía.

Agentes del Grupo XIV de la Policía Judicial de Madrid estaban tras la pista de un grupo delictivo, integrado en su mayoría por ciudadanos ingleses, dedicados a la importación y exportación de diversos productos y sospechosos de traficar con estupefacientes.

Las investigaciones condujeron hasta un polígono de Coslada, donde se ubica una empresa de transportes que fue contratada para realizar un porte hasta Inglaterra.

El destino quiso, según la Policía, que en el transcurso de las investigaciones se celebrara en Madrid una convención de la OTAN, por lo que varios efectivos de la unidad de Guías Caninos realizaron controles selectivos en Coslada y otras poblaciones madrileñas.

Nerón marcó un palé

Nerón, dirigido por su guía, marcó un palé en el interior de una nave y, ante la sospecha de que allí se ocultase alguna mercancía ilícita, el agente dio aviso a sus superiores, que se hicieron cargo del asunto.

Los investigadores solicitaron al juzgado competente de Coslada autorización para comprobar el contenido de la mercancía y se confirmó que dentro de las latas y oculto entre el líquido había 400 kilogramos de hachís, con destino a Inglaterra. Posteriormente se supo que el envase de las aceitunas se hacía en Marbella, mientras que los agentes identificaron y detuvieron al responsable del transporte de la mercancía desde esta ciudad hasta Coslada, Daniel Humberto C. de 37 años y natural de Buenos Aires, que estaba relacionado con Ciaran S.O., de 29 años y nacido en Manchester, quien compró una gran cantidad de botes de aceitunas que trasladó hasta un polígono en Elviria (Marbella).

Tras conocerse el contenido de la carga, agentes de Madrid, en colaboración con policías de Marbella, procedieron al arresto de todos los sospechosos: el ya citado Ciaran S. y su compatriota Simón H., de 29 años, así como el ciudadano irlandés Bernard C., de 26, como presuntos responsables del envasado. La droga fue intervenida en una nave y en el domicilio de los sospechosos.