Actualidad

Soria controlará tres consejerías en el gobierno de Adán Martín

Nacionalistas y populares cerraron ayer en Madrid, con la presencia de la cúpula dirigente de ambas formaciones, un acuerdo que nace con la vocación de llegar al final de la legislatura.
BEATRIZ PINTADO, Madrid
18/jun/03 14:13 PM
Edición impresa

Coalición Canaria (CC) y el Partido Popular (PP) firmaron ayer en el Congreso de los Diputados un acuerdo que permanecerá vigente hasta 2007 y contempla el control por parte de los populares de tres consejerías del Gobierno que dirigirá el nacionalista Adán Martín, además de la Presidencia del Parlamento. La persona que ocupará este último cargo fue comunicada horas más tarde por el PP: el diputado palmero Gabriel Mato.

Nacionalistas y populares se reunirán la próxima semana para concretar el reparto, partiendo de la base, según el aspirante a la jefatura del Ejecutivo, Adán Martín, de que "en la participación del PP en las consejerías no habrá ningún problema". Ambas partes expresaron su satisfacción por haber reeditado hasta 2007 un pacto que en palabras del secretario general del PP, Javier Arenas, "resulta positivo para el progreso social, económico y político del Archipiélago".

Además de por el propio Arenas, el documento fue suscrito, por parte de los "populares", por el vicepresidente primero del Gobierno estatal, Mariano Rajoy, el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Luis de Grandes, y el presidente del partido en Canarias, José Manuel Soria. El bando nacionalista estuvo representado por el presidente de CC, Paulino Rivero; los vicepresidentes José Carlos Mauricio y Antonio Castro; Jose Juan Herrera, miembro del comité negociador, y el propio Adán Martín.

Rivero especificó que todavía no se ha fijado qué consejerías ostentará el PP, y a la pregunta de los periodistas sobre si la de Economía y Hacienda iba a desdoblarse, respondió que esa cuestion la tratarían en su momento, cuando se organizase la estructura del futuro Gobierno.

Arenas lamentó el comportamiento ofrecido por los "populares" en los municipios de Arucas, en Gran Canaria, y El Paso, en La Palma, y manifestó que "se ha mantenido hasta el final un diálogo sincero". Apuntó que se les ha suspendido de la militancia y que próximamente la dirección del partido "elevará una propuesta de expulsión definitiva al Comité de Derechos y Garantías", y adelantó que en la reconducción del pacto en estos municipios "el PP iba a adoptar un comportamiento muy firme".

A las preguntas de los periodistas en relación a si CC daba por perdida las alcaldías de los municipios donde el PP había roto con los nacionalistas, Rivero contestaba que, a pesar del incumplimiento del compromiso en Arucas y el Paso, no lo daban por perdido pues "nos consta el esfuerzo que se está haciendo desde la dirección del PP" para que se cumplan los acuerdos.