Cultura y Espectáculos

El Gobierno incrementará en 2004 las partidas para el transporte escolar

La Consejería de Educación fecha en finales de julio el cobro de la deuda pendiente con la patronal del servicio de guaguas y se compromete a incluir cantidades "más realistas" para el próximo año, al tiempo que tacha de "desmesurada" la amenaza de huelga en el sector a principios de curso.
EL DÍA, S/C de Tenerife
18/jun/03 20:18 PM
Edición impresa

El Gobierno de Canarias se encuentra en los pasos iniciales para incluir en los presupuestos de 2004 una partida "más realista" destinada al transporte escolar, en lo que constituirá "una apuesta decidida para acabar con las penurias de todos los años derivadas de los retrasos en los pagos, y también con la incertidumbre de los transportistas y la nuestra propia frente a posibles medidas de presión".

Así lo adelantó ayer a EL DÍA la directora general de Promoción Educativa en funciones, Isabel de Luis, después de que el lunes los transportistas anunciasen que el curso 2003-2004 podría iniciarse con huelgas en este sector, al no haber liquidado aún la Consejería de Educación todos los pagos que adeuda a las empresas del servicio.

A pesar de que la advertencia de la patronal "es legítima pero desmesurada, porque las cosas tampoco son tal como se han contado", De Luis explicó que su departamento ya ha puesto en conocimiento de la Consejería de Hacienda, cuyo titular es el futuro presidente de Canarias, Adán Martín, la problemática del transporte escolar. Isabel de Luis resumió los últimos acontecimientos indicando que, en el mes de abril, Educación llegó a un acuerdo con las empresas transportistas, que se plasmaba en varios puntos: "Primero, que en mayo se resolviesen los atrasos del trimestre enero-marzo, lo que ya se ha cumplido". El segundo, referido al sistema de convalidación al que cada año la Consejería se ve obligada, precisamente por no contar con presupuesto suficiente para contratar todas las rutas, "resulta más farragoso desde el punto de vista administrativo", reconoce. Esto es porque "algún trámite de reparo, por ejemplo, puede retrasar el proceso tres o cuatro meses, lo que se traduce en que este tipo de pagos nunca se resuelve antes de seis". En este sentido, "el compromiso era pagar, antes de finales de mayo, la deuda pendiente del trimestre septiembre-diciembre de 2002", lo que no se ha producido.

Sin embargo, el actual retraso de 20 días afecta sólo a una parte del dinero, continuó Isabel de Luis, "porque hemos pagado septiembre y octubre, y también parte de noviembre a los pequeños transportistas, siendo la cantidad restante la que no ha podido abonarse aún debido a trámites administrativos", aseveró.

El momento político tampoco beneficia al sector del transporte, ya que probablemente tendrán que esperar a que se constituya el nue-vo Ejecutivo. "Pero confío -concluyó la directora general de Promoción- en que el segundo Consejo de Gobierno, que ya tendrá carácter decisorio, trate sobre ese resto de convalidación, que asciende a un millón de euros, para que pueda cobrarse a finales de julio".