Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Policía detiene en Zaragoza al 'Rey del Cachopo' leer

El ex jefe de la Comandancia albaceteña mata a 2 personas y hiere grave a otra

Los hechos sucedieron cuando Antonio Peñafiel se hizo con una pistola de un compañero, disparó al segundo jefe y al médico del acuartelamiento de Albacete, hiriendo de gravedad a Antonio Lázaro, su sucesor en el cargo. Lázaro Gabaldón estuvo al frente de la Comandancia de Ofra hasta abril.
EFE, Albacete
18/jun/03 18:09 PM
Edición impresa

El ex jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete teniente coronel Antonio Peñafiel, destituido de su cargo el pasado mes de febrero, mató ayer a tiros al segundo jefe y al médico de este acuartelamiento, hirió de gravedad al actual jefe de la Comandancia y posteriormente se disparó en la cabeza.

Los fallecidos son el comandante Isidoro Turrión y el doctor Francisco Naharro, padre de la delegada del Gobierno en Castilla-La Mancha, Encarnación Naharro, quienes ingresaron con parada cardiorrespiratoria en el Hospital General de Albacete.

Los cadáveres de ambos, a los que sobre las 7:00 horas de mañana se les practicará la autopsia, se encuentran ahora en el Hospital del Perpetuo Socorro, adonde ayer por la tarde acudió el ministro del Interior, Ángel Acebes, quien ha estado con los familiares de las dos víctimas.

Acebes también visitó ayer, en el Hospital General de Albacete al jefe de la Comandancia, Antonio Lázaro Gabaldón, que ha sido intervenido de dos heridas por arma de fuego en el hemitórax izquierdo y en la cara interna del muslo y que se encuentra en estado grave, sedado, bajo ventilación mecánica y con las constantes mantenidas en la Unidad de Reanimación del servicio de anestesia, según el último parte médico del Complejo Hospitalario de Albacete.

En el mismo centro hospitalario está también ingresado en estado muy grave el teniente coronel Antonio Peñafiel, presunto autor de los disparos, quien dijo en su día que había sido destituido tras haber denunciado supuestas irregularidades en la Comandancia.

Peñafiel, que está en estado muy grave, aunque mantiene sus constantes vitales, ha sido operado de una herida por arma de fuego con orificio de entrada en la región parietal derecha, que presenta hemorragia y pérdida de masa encefálica y permanece ingresado, sedado y bajo ventilación mecánica, en la misma unidad que Lázaro Gabaldón.

Los hechos se produjeron sobre las 10:30 horas, cuando el teniente coronel Antonio Peñafiel, que se encontraba exento de servicio y pendiente de asignación de destino tras haber sido relevado como jefe de la comandancia y al que le había sido retirado el permiso para llevar armas, entró desarmado en el acuartelamiento y se dirigió a un despacho en el que se hizo con una pistola.

Una vez con el arma en su poder, salió y efectuó los disparos que acabaron con la vida del médico y del segundo jefe de la Comandancia e hirieron al actual jefe del acuartelamiento, que había tomado posesión de su cargo el pasado 22 de abril, para posteriormente dispararse en la cabeza, informaron fuentes de la Benemérita.

El teniente coronel atribuyó en febrero pasado su destitución al frente de la Comandancia de la Guardia Civil en Albacete a un supuesto "complot" de los mandos del Instituto Armado en su contra por "descubrir irregularidades y privilegios entre los oficiales de la Comandancia", mientras que el Ministerio del Interior justificó su cese por la "falta de idoneidad" del oficial para ocupar el puesto.

Peñafiel, natural de Almería, separado y de 51 años, residía en la actualidad en una casa del cuartel de la Benemérita en Albacete y se hallaba a la espera de que le fuera asignado destino en Barcelona o Sevilla.

El director general de la Guardia Civil, Santiago López Valdivielso, explicó en una comparecencia ante los medios de comunicación en Madrid, junto al ministro del Interior, que solicitó un informe psicológico y psiquiátrico de Peñafiel, al observar en él conductas irregulares y pidió que sin demora se le retiraran las armas personales y profesionales.

Acebes dijo que Peñafiel no acudió a las primeras citaciones médicas, mientras que Valdivielso indicó que antes de solicitar ese informe había propuesto al secretario de Estado de Seguridad la revocación de destino de Peñafiel, ya que, a su juicio, había dejado de reunir las condiciones de idoneidad, lo que finalmente se llevó a cabo el 25 de febrero de este año y lo cual se le comunicó personalmente a Peñafiel al día siguiente.

Los responsables de Interior recordaron que tras el cese, Peñafiel hizo planteamientos en la prensa que "no respondían a la realidad" y agregaron que se le ha querido presentar como "alguien que ponía orden en una comandancia que no funcionaba", lo que "tampoco responde a la realidad".

Por su parte, la Asociación Unificada de la Guardia Civil reclamó en un comunicado "una investigación a fondo" de la situación del instituto armado en Albacete y afirmó que las circunstancias que lo han desencadenado "no se inician con un supuesto desequilibrio psíquico", que "si realmente ha existido, habría sido una consecuencia de los sucesos que desencadenan el cese en el mando".

El suceso causó gran consternación en el Parlamento regional de Castilla-La Mancha, que ayer se constituía tras las elecciones y adonde la delegada del Gobierno en la comunidad, Encarnación Naharro, se dirigía cuando recibió la noticia de que su padre había sido herido.

Al inicio de la sesión de la constitución de la Cámara, el presidente de la Mesa de Edad, José María Bris, expresó el dolor y solidaridad de las Cortes a los familiares.