Vivir
LO ÚLTIMO:
Ocho aeronaves trabajan en un incendio en Sierra de la Culebra (Zamora) leer

Canarias es la comunidad que registra menos envejecimiento entre la población


EFE, Madrid
18/jun/03 18:09 PM
Edición impresa

Castilla y León, Asturias, Aragón y Galicia son las comunidades autónomas más envejecidas, ya que más del veinte por ciento de su población supera los 65 años, mientras que Canarias, con un 11, y Murcia, Andalucía y Baleares con un 30% son las que sufren de forma más leve ese fenómeno.

Así se expone en un artículo sobre el envejecimiento de la población escrito por Francisco Alvira y José García López que publica la revista Cuadernos de Información Económica.

Citando datos del Instituto Nacional de Estadística y del Anuario Social de la Caixa correspondientes al año 2001, el artículo subraya que en el conjunto de España la población mayor de 65 años supone el 17,04 por ciento del total y que en todas las comunidades se supera el porcentaje del 10 por ciento, que se considera como límite para entender que una población está envejecida.

Estos datos desvelan que Castilla y León tiene el índice de población mayor más elevado (22,30 por ciento), seguida por Asturias (22,40 por ciento), Aragón (21,33 por ciento) y Galicia (20,3).

Esas tres comunidades son también las primeras en tasa de sobre-envejecimiento, ya que tienen más población por encima de los 85 años (casi el 3 por ciento en el caso castellano-leonés).

El artículo advierte además de que si se continúa con el ritmo de envejecimiento registrado en los últimos diez años, en la próxima década el índice de envejecimiento superará en España el 20 por ciento y alcanzará en algunas regiones como Asturias y Castilla y León el 27 por ciento.

Feminización

El estudio aporta además datos sobre la "feminización" del envejecimiento (la preeminencia de mujeres en esos grupos de edad), que atribuyen, entre otras razones a la mayor esperanza de vida de las mujeres (82 años frente a los 75,2 de los hombres).

Además el hecho de que los varones se casen más tarde hace que el número de viudas triplique al de viudos.

Asimismo informan que en el conjunto de España las mujeres de entre 65 y 84 años son un tercio más que los hombres (1,3 mujeres por cada hombre).

Esas diferencias se incrementan aún más en el grupo de edad de más de 85 años, en cuyo caso las mujeres son más que el doble que los hombres (2,3 mujeres por varón).

En sus conclusiones Alvira y García López advierten también que la combinación entre el retraso en la edad de incorporación de los jóvenes al mercado de trabajo, el adelanto de la jubilación y el envejecimiento de la población, acabará conduciendo con el tiempo a unas tasas de dependencia (que se refiere al número de personas mayores que sostiene cada trabajador en edad de trabajar) insostenibles.