Nacional
LO ÚLTIMO:
El Tenerife evita la derrota en el minuto 96 leer

El Supremo ordena a Atutxa que impida la actividad parlamentaria de SA

El alto tribunal embarga las subvenciones que recibe el grupo y bloquea sus cuentas corrientes. No podrá tener despachos ni utilizar los medios técnicos que la Cámara destina a los diputados.
COLPISA, Madrid
19/jun/03 18:09 PM
Edición impresa

Con carácter retroactivo

La sala especial del Tribunal Supremo ordenó ayer al presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, a los miembros de la Mesa y a los presidentes de comisiones permanentes de la cámara que impidan "bajo su responsabilidad personal en caso de incumplimiento" la participación del grupo de Socialistas Abertzales (SA) en las actividades parlamentarias. Los magistrados avisan que en lo sucesivo adoptarán cuantas medidas sean necesarias para obligar a los nacionalistas vascos a cumplir lo decretado por los tribunales.

Estas medidas fueron adoptadas por unanimidad, después de una reunión de dos horas, por los 16 magistrados que ilegalizaron Batasuna y ordenó el 20 de mayo al Parlamento de Vitoria disolver el grupo de SA, último reducto que le quedaba a la izquierda abertzale en las instituciones democráticas.

Los jueces decidieron también embargar todas las subvenciones y fondos de carácter público o privado pertenecientes al grupo parlamentario disuelto y todas las cantidades de dinero que pudiera tener en sus cuentas corrientes en cualquier entidad de crédito.

Esto supone otro duro golpe para las ya maltrechas finanzas de la coalición radical, que dejará de percibir buena parte de los 709.256 euros que cobraba cada año en concepto de retribuciones, sueldos, subvenciones y dietas por escaño y por grupo parlamentario.

Al mismo tiempo, los jueces ordenan retrotraer los efectos de estas medidas al pasado 20 de mayo, fecha en que ordenaron a Atutxa expulsar a SA del Parlamento vasco. Así, mandan al interventor general de la Cámara de Vitoria que lleve a cabo todas las actuaciones que sean necesarias para conseguir el reintegro de las cantidades entregadas al referido grupo disuelto desde esa fecha.

La sala también ordena a Atutxa y al letrado mayor-secretario general del Parlamento que priven "de inmediato" al grupo de SA de "cuantos locales y medios materiales les fueron asignados por causa de su existencia".

Es decir, SA no podrá tener dentro de las instalaciones de la Cámara oficinas, despachos o mesas ni utilizar los instrumentos técnicos que se ponen a disposición de todos los electos como ordenadores, faxes, máquinas de escribir o impresoras.