Nacional

El presidente del Parlamento navarro contó con el apoyo sorpresa de Aralar


EFE, Pamplona
19/jun/03 18:09 PM
Edición impresa

El regionalista Rafael Gurrea, hasta ahora vicepresidente del Gobierno de Navarra, fue elegido ayer presidente del Parlamento foral para la sexta legislatura con el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara, al contar con los votos de UPN y CDN, a los que se sumó por sorpresa uno de Aralar.

El portavoz del grupo abertzale, Patxi Zabaleta, explicó a los periodistas que se trataba de denunciar así "el fariseísmo" de UPN, que pide la dimisión de los alcaldes socialistas elegidos con apoyos nacionalistas y que "en coherencia" tendrían que llevar a Gurrea a presentar su dimisión, algo que el afectado ya adelantó que no hará por interpretar lo sucedido como "una broma pesada, de mal gusto".

La sesión constituyente del Parlamento eligió además a los restantes miembros de la Mesa de la Cámara, puestos que recayeron en Carlos Pérez Nievas (CDN) para la Vicepresidencia Primera; Helena Berruezo (PSN), vicepresidente segundo; Javier Marcotegui (UPN), secretario primero y Félix Taberna (IU), secretario segundo.

Dos votos para el PSN

La denuncia de Aralar se repitió también en el caso de la socialista Berruezo, a quien dieron dos de sus cuatro votos para que no puedan negar el apoyo abertzale y acaten la igualdad de todos los ciudadanos, dijo Zabaleta, mientras que a IU la apoyaron los cuatro electos de Aralar para evidenciar así su "aprecio" por un partido que defiende el pluralismo. Esta actitud fue la única sorpresa de la sesión, mientras en las calle se desarrolló una concentración de la ilegalizada Batasuna.

El que fuera portavoz parlamentario de este grupo en la pasada legislatura y cabeza de lista electoral en las autonómicas del 25 de mayo por la plataforma AUB, anulada judicialmente, Pernando Barrena, intentó sin éxito acceder al edificio legislativo junto a las dos personas que lo seguían en la candidatura para intentar reclamar los tres escaños que les hubieran correspondido con los votos nulos.

Al respecto Barrena indicó que la ciudadanía navarra "nos proclamó electos con pleno derecho" y por eso denunció que hoy se haya llevado a cabo "la segunda parte de un gran pucherazo, que consiste en apartar de la vida política e institucional a la representación de miles de navarros".