Sucesos
SANTA CRUZ

Detenidos los presuntos autores de la muerte de un vecino


EL DÍA, S/C de Tenerife
19/jun/03 10:11 AM
Edición impresa

La Brigada de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a dos personas como presuntos autores del homicidio de un vecino del barrio de José Antonio-Cepsa en Santa Cruz de Tenerife.

Como resultado de las investigaciones policiales el martes se detuvo a J.R.C.P., de 41 años de edad y a su novia C.D.C.M., de 35, acusados como presunto autor material y coautora, respectivamente, de un delito de homicidio.

Tanto la víctima como la pareja detenida eran vecinos y, según los indicios de la investigación, debía existir cierta confianza, ya que ni las puertas ni las ventanas de la casa del fallecido presentaban signos de violencia.

Solo en casa

Según las investigaciones policiales la muerte se produjo el pasado día 6 de junio, cinco días antes del hallazgo del cadáver de un hombre de 55 años, cuyo cuerpo presentaba 16 puñaladas en el tórax, una de ellas mortal de necesidad al interesar al corazón, incluso con la fractura de dos costillas.

Tal y como apuntó en un primer momento este periódico, el móvil del delito fue el robo.

Al parecer, de la vivienda se llevaron los autores del hecho unos 400 euros, los cuales la víctima guardaba en el domicilio.

Los agresores utilizaron presuntamente dos cuchillos de cocina que cogieron de la propia vivienda de la víctima, al parecer de grandes proporciones y que hasta el momento no han sido aún encontrados al haberlos arrojado a un contenedor de basura de la zona tras cometer el hecho.

El cuerpo, según algunas fuentes, fue encontrado en el interior de la habitación de la víctima, la cual era de reducidas dimensiones y en una de las paredes, había grandes manchas de sangre.

Los dos detenidos, a los que les constan diversas detenciones anteriores, serán puestos a disposición de la Autoridad Judicial en las próximas horas.

Tanto el hombre como la mujer son politoxicómanos, sobre todo suelen consumir habitualmente crack -un derivado de la cocaína-.

La víctima, según ha podido saber este periódico, estaba en paro y era pescador.

Recientemente había recibido una indemnización de unos 15.025 euros, extremo que podía haber comentado con los vecinos, ya que vivía solo.

Los familiares solían tener contacto telefónico con la víctima extrañándose, incluso algunos vecinos, de que hacía unos días que no sabían nada de él.

El levantamiento del cadáver se llevó a cabo por el Juzgado de Instrucción número Dos.

SANTA CRUZ