Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
Rescatan a cinco marineros de un pesquero que se hundía a 300 millas de Lugo leer

La Religión será evaluable y computará para la nota media y el acceso a la Universidad


EFE, Madrid
20/jun/03 20:18 PM
Edición impresa

El área de Sociedad, Cultura y Religión -tanto en su versión confesional como laica- será evaluable y computable para la nota media desde Educación Primaria (6-12 años) hasta Bachillerato (16-18 años), aunque en esta última etapa no se tendrá en cuenta para la concesión de becas de estudio.

La ministra de Educación, Pilar del Castillo, informó ayer de las modificaciones que el Departamento ha decidido incluir en los proyectos de decretos que desarrollan la Loce, tras conocer los dictámenes que al respecto han emitido el Consejo Escolar del Estado y el Consejo de Estado.

Entre esas modificaciones destaca además la que afecta a la Prueba General de Bachillerato (reválida), ya que el Ministerio ha optado por que la nota final del Bachillerato estará compuesta en un sesenta por ciento por las notas de los dos cursos de esta etapa y en un 40 por ciento por la citada PGB, aunque el Ministerio había previsto inicialmente que esa nota final se obtuviera al 50%.

Del Castillo insistió en que el tratamiento del área de Religión, en su versión confesional, no registrará ningún cambio respecto al que tiene actualmente en la Logse.

En la actualidad, la asignatura de Religión es evaluable y computable en Primaria, Secundaria y Bachillerato, mientras que la alternativa para los alumnos que opten por no cursar Religión no es evaluable ni computable en ninguna etapa.

Educación mantiene ahora que el área de Sociedad, Cultura y Religión será, en su vertiente confesional, evaluable y computable para la nota media en Primaria y Secundaria, y también en Bachillerato, y que no computará para la obtención de becas en esta última etapa educativa.

Los principales cambios se centran en el tratamiento del área de Sociedad, Cultura y Religión en su vertiente laica, que será impartida por profesores de Historia y de Filosofía y que se centrará en estudiar la historia de las religiones.

Esta "alternativa" tendrá a partir de ahora el mismo tratamiento que la versión confesional, y será evaluable y computable para la nota media en Primaria y Secundaria, y también en Bachillerato.

Al ser preguntada sobre los cambios y sobre si éstos responden a la visita del Papa, la ministra incidió en que el tratamiento de la Religión permanece como hasta ahora, y tras reconocer la "autoridad moral" de Juan Pablo II, aseveró que las modificaciones que afectan a la versión aconfesional responden a las recomendaciones del Consejo Escolar del Estado y del Consejo de Estado.

Tras informar de que la nota final de Bachillerato estará compuesta en un 60% por el expediente académico de estos dos cursos y en un 40 por la PGB, la ministra observó que sólo se realizará ese cómputo cuando el alumno haya aprobado esa "reválida".

Por su parte, la portavoz de Educación del PSOE, Carmen Chacón, pidió al Ministerio que retire el decreto por entender que sus cambios vulneran la Constitución y se oponen a la jurisprudencia del Tribunal Supremo.