Nacional

Aznar avisa que perderán quienes pretendan echar un pulso al Estado

El presidente del Gobierno aseguró que la ley se aplicará y que nadie va a romper la Constitución ante la negativa de Atutxa a disolver el grupo de Socialistas Abertzales y al plan soberanista de Ibarretxe, entre otros.
EFE, Madrid/Pamplona
23/jun/03 18:11 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, José María Aznar, dijo ayer que "perderán" quienes pretendan echar un pulso al Estado, en tanto que el tripartito vasco analizará hoy la querella de la Fiscalía General del Estado contra los representantes de PNV-EA-IU/EB por no disolver Sozialista Abertzaleak (SA).

Aznar advirtió a los que pretendan echar un pulso al Estado de que "no calculen mal sus fuerzas" porque la ley se aplicará y nadie va a romper la Constitución.

Así se expresó Aznar sobre la negativa del presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, a disolver el grupo de Socialistas Abertzales, heredero de Batasuna, y al plan soberanista del lehendakari, Juan José Ibarretxe, así como sobre la propuesta de EA para celebrar una "gran movilización" tras conocer la querella de la Fiscalía General del Estado contra Atutxa, Gorka Knorr (EA) y Kontxi Bilbao (IU/EB).

El jefe del Ejecutivo alertó de las "nuevas voces de desafío y gritos" que suponen una ofensiva para "hacer fracasar el Estado constitucional" y aseguró que a los defensores del Estado de Derecho no les impresiona "lo más mínimo las bravuconadas de nadie" ni los intimidan "las amenazas de ninguno".

En el mismo sentido habló el ministro de Justicia, José María Michavila, quien pidió al PNV y a IU que "se pongan al lado de lo humano, de la democracia y de la lucha contra el terrorismo" porque, matizó, son las únicas formaciones de toda la UE "que amparan la vida de ETA en las instituciones democráticas".

Michavila recordó "a quienes han decidido oponerse a la Justicia" que "enfrentarse a una democracia que expulsa a ETA de las instituciones democráticas es ser inhumano y es no tener sentimientos de demócrata".

Su compañero de filas, el coordinador de Comunicación del PP, Rafael Hernando, dijo que la convocatoria de una manifestación o cualquier otro "intento de desacato" de la orden del Tribunal Supremo para disolver el grupo de la antigua Batasuna revelan un "talante antidemocrático" en los partidos del Gobierno vasco.

"El primer objetivo y la primera obligación de cualquier formación política es respetar el Estado de Derecho", dijo Hernando, quien criticó a PNV, EA e IU por estar trasladando a los ciudadanos vascos el mensaje de que pueden incumplirse las resoluciones judiciales. Mientras tanto, el presidente del PP del País Vasco, Carlos Iturgaiz, dijo que la mani- festación que "están promoviendo" PNV, EA e IU/EB será "una procesión de desobediencia". Iturgaiz dijo que "como PNV, EA e IU están enfrascados en el Plan Ibarretxe, quieren dar un nuevo paso en la ruptura, en el desacato y la confrontación con el marco jurídico político y con la democracia, y esta manifestación también está encaminada a todo eso, porque los nacionalistas utilizan las mismas artimañas políticas que los proetarras, que son el desafío al Estado y la desobediencia".