Santa Cruz de Tenerife

El Surriagaso


24/jun/03 18:12 PM
Edición impresa

"Jala p'a drento,

que algo ajeitas"

(Popular canario)

HOY ME HE VISTO sorprendido al leer un escrito de mi estimado amigo el Dr. don Juan Jesús Ayala, titulado "¿Nacionalistas de centro?", y aunque de su lectura se deduce fácilmente a quién/es va dirigido, entresaco del referido artículo un párrafo que realmente no sé a ciencia cierta si, además de los "destinarios insinuados", también se refiere a la representación ¿nacionalista? de su partido político, el PNC, en la corporación municipal de esta capital, Santa Cruz de Tenerife. El párrafo en cuestión ?copio literalmente? dice así: "...el nacionalismo no tiene centro, no es ni blanco ni negro, y menos gris, todo nacionalista que se precie de tal debe estar en el camino de lograr un fin único, una única meta, que no es otra que la verificación de la nación...".

Es precisamente este párrafo el que me ha hecho pensar que, además de los destinatarios a los que va dirigido, si no irá también a los dos primeros de la candidatura de su partido, el PNC, a esta ciudad-capital; salvo, claro está, que ambos ya se hayan dado de alta como militantes del PNC y, consecuentemente, hayan asumido la autodeterminación de la nación canaria, dato éste que no he visto declarado por estos dos ¿nacionalistas, de qué?, y que representan al nacionalismo del PNC en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ¿o acaso es que estos dos representantes del nacionalismo, o nacionalistismo, gozan de bula especial para andar por libres?

De nuevo un tremendo "Surriagaso" a los incívicos vecinos que han tomado las instalaciones de la Casa Pisaca del barrio de El Toscal, por el "cacádromo" del barrio. Por eso, no estaría mal que de vez en cuando, y sin previo aviso, a ser posible por las mañanas, se pasase algún "guindilla" (este calificativo lo expreso con el mayor cariño y simpatía al cuerpo de Policía Local, entre los que tengo muy estimados amigos y algún exalumno) y empapelase a más de un incívico... En los puntos suspensivos caben todos los calificativos que al lector le apetezca colocar.

Esta vez sólo será un recordatorio: ¿se ha pasado por la estación de guaguas algún responsable del ornato y jardines de nuestra ciudad para tratar de que aquel lugar sea efectivamente una parada-estación de guaguas, que precisamente en su rotonda central, ante la falta de asientos ha colocado dos bloques de hormigón entre dos arbustos y entre ellos un tablón que sirve de banco para las esperas. ¡Pasen, Sres., pasen por allí y...! ¡Lo resolverán!

Me imagino que cuando ésta se publique ya esté "en competición" el nuevo equipo municipal, que espero que en la sesión solemne de la toma de posesión nuestra excelente banda municipal de música no les haya interpretado el "arroró" con el que destrozaron el más hermoso poema sinfónico escrito y musicado por Teobaldo Power, que afortunadamente está muerto, pues de haber escuchado la "parida" que menciono hubiese fallecido inmediatamente.