Dinero y Trabajo

Los accidentes mortales descienden un 86% en la construcción tinerfeña

Durante los cinco primeros meses del presente ejercicio se ha producido un descenso del 30% en los accidentes de trabajo mortales, en relación al año 2002. El sindicato Comisiones Obreras valoró ayer positivamente este dato y solicitó que todas las partes implicadas sigan invirtiendo en la prevención.
EL DÍA, S/C de Tenerife
24/jun/03 15:54 PM
Edición impresa

El secretario de salud laboral y medio ambiente de CC OO, José Manuel Corrales, valoró positivamente el descenso de la siniestralidad (accidentes de trabajo y enfermedades profesionales) en los cinco primeros meses de 2003, con respecto al mismo periodo del año pasado.

Durante los cinco primeros meses del presente ejercicio se ha producido un descenso del 30% de accidentes de trabajo mortales en relación al año 2002.

Los accidentes laborales mortales registrados en Canarias entre enero y mayo de 2003 fueron 19, frente a los 27 del mismo periodo del año anterior. En ese tiempo hubo un total de 30.062 accidentes laborales, un descenso del 5% en relación a los registrados entre enero y mayo de 2002, mientras que las enfermedades profesionales bajaron un 12%.

Corrales consideró significativo que los mayores descensos en los accidentes mortales se han producido en Santa Cruz de Tenerife y en el sector de la construcción, con una bajada del 86%, precisamente donde se han aplicado los primeros planes de choque contra la siniestralidad, dada la alta incidencia que se registraba.

CC OO consideró positiva la evolución de la mentalidad de los empresarios, que empiezan a ver que "invertir en prevención interesa económicamente", porque es mejor que costear indemnizaciones y multas o que afrontar responsabilidades penales. En este sentido, destacó que están aumentando las sentencias contra empresarios por responsabilidad penal en los accidentes laborales, una vía que promoverán los sindicatos "porque no es legítimo tener beneficios a costa de la vida de las personas". "Los empresarios más inteligentes entienden que la lucha contra la siniestralidad es un proyecto común", dijo Corrales, y señaló que los que más dificultades ponen al control sindical de las condiciones laborales son los que incumplen la ley.

"Nosotros nos alegramos de este descenso de la siniestralidad, en-tendemos que es positivo, pero nos preocupa de una forma muy significativa que todavía se mantengan niveles tan importantes y graves como los que estamos explicando. Que catorce personas hayan muerto durante los cinco primeros meses de 2003, todavía nos parece un dato excesivamente alto y se merece que exista una actuación significativa por parte de los organismos públicos", dijo.

Según Corrales, los niveles de siniestralidad laboral se reducen "porque se han empezado a dar los primeros pasos por parte de todos los organismos públicos, agentes sociales, el Instituto Canario de Seguridad Laboral para que se empiece a cumplir la prevención de riesgos laborales. Demandamos que estos primeros pasos tengan continuidad. Hay que seguir cumpliendo los acuerdos de concertación social sobre prevención de riesgos laborales. Con estos datos es evidente que los accidentes de trabajo se pueden evitar. O sea, con poco que se haga se produce un descenso importante de coste de vidas humanas en la siniestralidad laboral".

José Manuel Corrales consideró que estos datos siguen siendo preocupantes, aunque ha habido avances en cuanto a la seguridad laboral gracias a que "se han dado los primeros pasos" en el cumplimiento de los acuerdos de concertación social relativos a prevención de riesgos laborales entre la administración canaria y los agentes sociales. "Sólo con estos primeros pasos, que han servido para que la Inspección de Trabajo, los empresarios y los sindicatos cumplan con su labor, se notan resultados positivos", indicó Corrales, quien consideró fundamental que se mantengan los acuerdos y la financiación de los programas de prevención con el nuevo Go-bierno de Canarias.

En caso contrario, el sindicalista advirtió de que "no habrá paz so-cial, con lo cual todos los sectores saldrían perjudicados".