Vivir

Alarmante "rejuvenecimiento" de la drogadicción en Canarias

Los datos recogidos en la Memoria de 2002 de Proyecto Hombre ponen de relieve el incremento de jóvenes que demandan atención por consumo de drogas en la franja de edad entre los 14 y los 22 años, y el aumento de las adicciones a sustancias como la cocaína, el alcohol y el cannabis.
EL DÍA, S/C de Tenerife
25/jun/03 18:12 PM
Edición impresa

De "alarmante" y "grave" calificó ayer el director y coordinador de Proyecto Hombre en Canarias, Jorge Gil, el "rejuvenecimiento de la drogadicción en Canarias", que atribuyó a causas "sociales, familiares y estructurales". A las que añadió la "mayor permisividad en el consumo de cannabis", aunque matizó que lo que más ha aumentado es el de "cocaína, alcohol y cannabis".

Esta alarma se deriva de los datos que recoge la Memoria de actividad de Proyecto Hombre, que ayer fue dada a conocer por el presidente de la Fundación, el padre Antonio Hernández, y que pone de manifiesto el incremento de las personas atendidas por la fundación en la franja de edad entre los 14 y los 22 años, que en el 2001 representaban el 14% del total de usuarios y el 28,5% el pasado año. Asimismo, entre los 29 y los 35 años, han pasado de significar un 27% en 2001 al 37% el pasado año.

La presentación de la Memoria sirvió también para poner de re-lieve el incremento de la demanda del recurso de pisos de apoyo, del que actualmente se benefician más de 60 jóvenes, reseñó el padre Antonio, quien puntualizó que es debido a los "cada vez mayores problemas que ponen las familias" para apoyar la inserción de estas personas, "a pesar de que las consideramos imprescindibles".

En relación con los programas que desarrolló Proyecto Hombre en Canarias durante el pasado año, el coordinador Jorge Gil destacó la disminución de la demanda en las comunidades terapéuticas, 107 en Tenerife y 106 en Gran Canaria, frente a los 150 de media de años anteriores. No obstante, consideró que ello se debe a una "evolución de los usuarios, la disminución de las politoxicomanías y el aumento de otros problemas de drogadicción".

Precisó también que el 87% del programa de acogida en pisos se trata de personas que no contaban con una familia de apoyo, a pesar de lo cual advirtió de que "no re-nunciamos al trabajo con ellas".

Por otra parte, durante el 2002 se contabilizaron 17 altas terapéuticas en Tenerife y otras 16 en Gran Canaria, mientras que se produjeron 18 abandonos en la primera Isla y 9 en la segunda.

Significativo y preocupante para Proyecto Hombre es que el 84% de los usuarios atendidos en Tenerife sean hombres, y el 87% en Gran Canaria, frente a sólo un 16% y 13%, respectivamente, en cada Isla, que son mujeres. Este bajo porcentaje ha llevado a promover para este ejercicio programas específicos, avanzó Jorge Gil, quien consideró que, a pesar de haber menos adicciones en este sexo, no justifica la enorme diferencia en la atención.

Despunte de la cocaína

También puso el énfasis en el incremento de los usuarios del programa Garoé, "que atiende a adultos con familias mínimamente estructuradas", concretó Gil, y que ha ido evolucionando de las 35 personas que atendió en el año 2000, a las 70 en 2001, y 166 en el 2002.

En cuanto al tipo de droga consumida, destacó el descenso de los consumidores de heroína, del 75% al 17% entre 2001 y 2002, mientras que se refirió al "despunte importante" de las personas que han tenido problemas con la co-caína, que pasan del 29% al 37,5% . También se observa un incremento de los consumidores de cannabis, del 18% al 21%. Y sobre la procedencia de los usuarios sobresale Santa Cruz en la isla de Tenerife.

Jorge Gil citó los 456 alumnos de la ESO que han participado en el programa de prevención iniciado en la Isla, así como la intervención con 229 familias y la formación de 79 profesores.