Internacional

Al Qaeda sigue operativa Liberia: cientos de fallecidos Perú: extradición de Fujimori 12 muertos en un tiroteo en Yemen


27/jun/03 18:13 PM
Edición impresa

Las medidas de sanción impuestas por Naciones Unidas contra los talibanes y Al Qaeda no han logrado frenar a esta organización terrorista, que continúa activa, con acceso a financiación y a armamento, y con capacidad para atentar. Así consta en el último informe elaborado por el Comité del Consejo de Seguridad de la ONU que se ocupa de las sanciones impuestas a los talibanes, a Al Qaeda y a Osama Bin Laden, que preside el embajador de Chile ante la ONU, Heraldo Muñoz.

Al menos 300 civiles han muerto y más de 1.000 han resultado heridos durante la ofensiva lanzada el martes pasado por las milicias rebeldes contra Monrovia, la capital de Liberia, según dijo ayer el ministro de Salud Pública del país, Peter Coleman. En declaraciones a la radio sierraleonesa, Coleman no indicó, sin embargo, el número de víctimas en las filas gubernamentales y del grupo rebelde Liberianos Unidos por la Reconciliación y la Democracia (LURD) que buscan derrocar al presidente liberiano Charles Taylor.

El Gobierno de Perú aprobó ayer la solicitud hecha por la justicia para la extradición del ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000), que reside en Japón, por el proceso que se le sigue por presunto peculado y falsedad ideológica en agravio del Estado, informaron fuentes oficiales. Una resolución suscrita por el presidente peruano, Alejandro Toledo, y que difunde la gaceta de normas legales del diario oficial "El Peruano", dispone también que la solicitud de extradición sea presentada por la vía diplomática al país asiático.

Doce personas murieron, dos de ellas policías, en un tiroteo registrado el miércoles entre el Ejército de Yemen y presuntos terroristas en la zona montañosa de Sarar, en el sur del país, informaron ayer fuentes de seguridad yemeníes. El enfrentamiento tuvo lugar cuando fuerzas del Ejército comenzaron a atacar con misiles supuestos feudos de grupos integristas islámicos en Sarar, en la provincia de Abiyan, a unos 120 kilómetros al sur de Adén, la capital comercial de Yemen. En el tiroteo otras seis personas resultaron heridas, entre ellas un comandante militar yemení, mientras varios integristas fueron detenidos, añadieron las fuentes.