Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El TSJC confirma la mayor indemnización por negligencia médica en España leer

Cesan 39 fiscales al entrar en vigor el nuevo Estatuto Fiscal

La norma elimina el carácter vitalicio de los nombramientos y establece una duración máxima de los mandatos de cinco años. Entre los afectados, está el fiscal jefe territorial de Santa Cruz de Tenerife, José Civantos Cerro.
COLPISA, Madrid
27/jun/03 18:14 PM
Edición impresa

La entrada en vigor del nuevo Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal provocó ayer el cese en sus cargos de 39 fiscales jefe y fiscales de sala de toda España. La nueva norma elimina el carácter vitalicio que hasta ahora blindaba en sus cargos a los jefes de fiscalías territoriales y de área. La duración máxima de su mandato no podrá superar los cinco años.

El nuevo Estatuto Fiscal, aprobado el pasado 8 de mayo en el Congreso gracias a los votos de PP y sus socios catalanes y canarios, fue denunciado por los partidos de la oposición. Creen que responde al afán del PP de eliminar a los miembros de la carrera que consideran díscolos por su perfil progresista. Fiscales que fomentaron investigaciones incómodas por afectar a dos ministros -Josep Piqué y Jaume Matas-, un secretario de Estado y varios altos cargos de empresas privatizadas por el Gobierno.

Entre esos fiscales críticos están los fiscales jefe de Madrid y Cataluña, Mariano Fernández Bermejo y José María Mena. También el responsable máximo de la Fiscalía Anticorrupción, Carlos Jiménez-Villarejo, y el jefe de la Inspección Fiscal, José Martínez Zato.

No obstante, este cambio legislativo afectará también a profesionales que no responden a ese perfil crítico, como los fiscales del Supremo José Aranda, de la Sala de lo Penal; Juan José Martín-Casallo, Sala de lo Social; Rogelio Gómez Guillamón, de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, y el fiscal jefe de la Audienca Nacional, Eduardo Fungairiño. También cesarán contra su voluntad numerosos jefes fiscales regionales, a pesar de que algunos acumulan quince o veinte años de experiencia en el cargo.

Entre los que cesan, están los fiscales jefe territoriales de Santa Cruz de Tenerife, José Civantos Cerro; y de Las Palmas, Juan Guerra Manrique.

Fuentes jurídicas aventuran que los fiscales críticos y los que fueron nombrados hace muchos años tienen pocas posibilidades de ser renovados para un nuevo mandato. La mecánica será la siguiente: se abrirá un plazo para que los candidatos presenten sus solicitudes para cubrir las distintas plazas desde ayer vacantes. Las peticiones serán votadas y discutidas en próximos Consejos Fiscales -el primero será el 1 de julio- pero las propuestas definitivas las formulará el fiscal general del Estado.

Uno de los aspectos de la nueva ley que más molestó a la oposición es que no establece ningún límite temporal para el puesto que hoy ocupa Jesús Cardenal. El suyo seguirá siendo un cargo de confianza nombrado por el Gobierno y sólo podrá ser sustituido cuando éste lo estime conveniente.