Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
Dimite la ministra de Trabajo británica leer

Baja incidencia de la huelga de Telefónica en la provincia

Entre un 10% de la plantilla, según la empresa, y hasta un 20%, en palabras del sindicato convocante, CGT, se sumaron a la movilización, de carácter nacional, contra el expediente de regulación de empleo.
EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
28/jun/03 15:54 PM
Edición impresa

Entre un 10% de la plantilla de Telefónica de España en la provincia tinerfeña, según la propia empresa, y de un 15% a un 20%, según la Confederación General del Trabajo, sindicato convocante, secundaron ayer el paro de cuatro horas programado a nivel nacional en cada uno de los tres turnos existentes para protestar por el expediente de regulación de empleo anunciado por la compañía.

El presidente del comité de empresa de Telefónica en Santa Cruz de Tenerife y representante de la CGT, Juan Blasco, apuntó que en Las Palmas la incidencia fue menor, situándose en el 15%. Dicho sindicato cuenta con una representación de 6 delegados sindicales, al igual que CCOO, mientras que UTS dispone de 3 y UGT, de 2.

A nivel nacional, empresa y sindicato cifraron la incidencia del paro en el 13%.

Juan Blasco señaló que el mencionado expediente supondrá la destrucción de 15.000 puestos de trabajo fijos a nivel nacional y en el caso de Canarias rondarán los 340, con lo que la plantilla en las Islas podría quedar por debajo de las 750 personas.

Agregó que Canarias sería unas de las comunidades más perjudicadas, teniendo en cuenta la merma de la que fue objeto en la anterior regulación y en la que se redujo a la mitad el personal laboral de las dos provincias canarias, contabilizándose ahora 500 personas en la provincia tinerfeña y 580 en Las Palmas.

Blasco afirmó que resulta incomprensible que una empresa dedicada a un negocio en expansión opte por despedir a trabajadores, en su opinión, por no tener todos los beneficios que pudiese tener.

En este sentido, criticó que la compañía ha perdido dinero en determinadas inversiones en Alemania y Sudamérica. Sin embargo, manifestó que la existencia de malos gestores en la compañía no puede repercutir en una merma de la plantilla.

Asimismo, agregó que el descenso de personal no va a ir unido a una reducción del trabajo, por lo que, señaló, los contratos eliminados pasarán a manos de subcontratas, con las condiciones de mayor precariedad que eso suele conllevar.

En cuanto a la voluntariedad de la regulación de empleo, insistió en que no va a ser tal, ya que la empresa puede que no acepte todas las peticiones de baja que se le formulen, sobre todo, dijo, en aquellos departamentos que se consideran estratégicos.

Por contra, afirmó que otros departamentos podrían sufrir importantes descensos, lo que obligaría a una reordenación de la plantilla, que podría incluir cambios de funciones. Agregó que esto está provocando un sentimiento de inseguridad en la plantilla.

Por otro lado, el presidente del comité de empresa de Telefónica en la provincia tinerfeña apuntó que el paro convocado ayer pretende también defender la consecución de un convenio colectivo digno. Al respecto, matizó que, en el actual documento que se está negociando, la empresa ha planteado una importante flexibilización en lo que a los puestos de trabajo se refiere, aspecto sobre el que se pronunció en contra.

Por otro lado, criticó las pérdidas que tendrán los trabajadores en cuanto a las prestaciones sanitarias.

Juan Blasco puntualizó que CGT continuará con movilizaciones en función de los resultados que se alcancen tanto en las negociaciones relativas al expediente de regulación de empleo como al convenio de la empresa.