Jornada Deportiva

"Si yo entrara al consejo, Javier Pérez sería incluso PRESIDENTE"

El empresario estaría dispuesto a aportar tres millones de euros si se dieran las condiciones necesarias. Llegado el caso, su primer movimiento sería rescatar al antiguo mandatario.
JORNADA, S/C de Tfe.
28/jun/03 11:36 AM
Edición impresa

-¿Existen opciones reales de que usted entre al consejo de administración aportando 3 millones de euros?

-El sábado pasado vinieron a hablar conmigo un grupo de personas importantísimas de esta Isla. Estaban preocupados por el Tenerife, porque según ellos no se está logrando convencer a la gente para que acuda a la ampliación de capital. Existían unos planes para adquirir dinero, pero esos ingresos no llegan y el Tenerife necesita dinero pronto. Entonces hablan conmigo para plantearme la opción de meter dinero en el club. Ahora no podría porque no tengo tiempo, y para ofrecer una gran cantidad de dinero, uno tendría que estar dentro. Al final le he comentado que existe la posibilidad de meter una cantidad importante de dinero, pero teniendo en cuenta que me convertiría en el accionista mayoritario, por lo que tendría que marcar la pauta en la entidad. Así se habló y se comentó que ya se estudiaría en su momento. Luego, esto trascendió a la Prensa y, como yo no me escondo ni tengo que negar lo que es cierto, estoy contando públicamente cómo han sucedido las cosas en estos últimos días.

-¿Cuáles serían las bases necesarias para que usted tome una determinación definitiva?

-Ese grupo de personas vino a hablar conmigo planteando la opción de que el Tenerife sufriera un peligro real de desaparecer. Espero que el consejo que está actualmente, que me imagino que sabe a dónde va y con quién cuenta, pueda sacar sus planes adelante. Yo ahora no voy a obstaculizar nada. Con el actual consejo no tengo ningún tipo de relación, ni yo con ellos, ni ellos conmigo, simplemente no estamos juntos en el mismo proyecto. Si nosotros entráramos se estaría hablando del siguiente proyecto, y no del actual que encabezan otras personas.

-Entonces, ¿todo depende de que el actual consejo no logre sacar adelante la labor económica en la que ahora está trabajando para salvar la desaparición?

-Todo esto está planteado situando al Tenerife por encima de las personas. Antes estaba Javier Pérez y se terminó su época. Ahora hay otro grupo de personas que están trabajando mucho, están ilusionados y parece que con respaldo para sus planes económicos. Sin embargo, este grupo de personas que ha venido a hablar conmigo, que también quiere mucho al Tenerife, no está viendo que las cosas salgan bien. Ellos no pueden poner dinero porque son personas muy vinculadas y muy importantes. Entonces, hemos hablado y yo les he comentado que llegado el caso se hablaría y se estudiaría el plan de viabilidad. Si al final sale el proyecto, no voy a meter 3 millones de euros para que lo gaste otro señor, porque esto cuesta mucho ganarlo y no lo voy a dejar en manos de nadie.

-Llegado el caso, ¿en qué grado aparecería la figura de Javier Pérez?

-Si algún día yo meto dinero en el club y no puedo ir a dirigirlo, me encantaría que Javier Pérez aceptara ponerse al frente del Tenerife otra vez. Con todos los errores que ha podido cometer, para mí es uno de los pocos presidentes que se puede conseguir para dirigir un club de fútbol, porque sabe mucho. Él lo ha demostrado manteniendo a este club durante muchos años sin que ningún empresario se haga con una acción más que un aficionado. Durante su etapa nadie denunció al Tenerife, quizás porque la gente pensaba que él recuperaría el dinero y pagaría. Yo, siendo un accionista importante del club, lo primero que haría sería ir a hablar con Javier Pérez.

-¿Funcionaría como su consejero dentro del club?

-O incluso como el mismo presidente del Tenerife, no lo sé. Eso, cuando llegue el momento, se verá. Ahora no podemos estar haciendo valoraciones de unas situaciones que quizás no lleguen nunca a darse.

Agradecido

-Llegado el momento, su aparición en la entidad sería como dar un vuelco importantísimo...

-Si todos trabajamos en Tenerife, vivimos aquí y ganamos el dinero en esta Isla, llegado el momento de la verdad, uno demuestra si está o no agradecido. Quiero demostrar que quiero al club y que el Tenerife es el equipo de mis amores. Si queremos que no desaparezca, a lo mejor hay que hacer un esfuerzo, pero no sólo Amid, sino varias personas, porque es necesario una cantidad importante de dinero en muy poco tiempo. No es sólo los tres millones de euros que pueda poner Amid, ni el dinero que ya han recaudado entre todos; las cifras, como ya se conoce, son mucho más importantes.

-¿Ha mantenido contactos directos con el actual consejo de administración?

-Ni frío, ni calor. No tenemos relación. Eso no quiere decir que esté en contra o a favor, sino que ahora mismo no existe relación. Conozco a algunos miembros del consejo, que son muy amigos míos de antes, pero yo siempre me he decantado por la candidatura de Javier Pérez, sin que esto signifique que no se pueda querer a otras personas también.

-Hace algo más de seis meses, el accionariado decidió que Javier Pérez no fuera presidente, ¿su regreso a la presidencia no sería algo así como quebrar esa decisión que se tomó con un respaldo casi mayoritario?

-No se va a quebrar nada. En una sociedad anónima se está hablando de acciones. Los que votan son las acciones. Si el nuevo consejo decide llevar a cabo una ampliación de capital, pues el que manda es el capital. No se trata de defraudar nada, sino que, después de llevar a cabo la ampliación de capital, es otro accionariado el que manda. Si antes se votaba por el valor de 300 millones de pesetas y ahora la cantidad se multiplica por una cifra tan importante, lo lógico es que, como ocurre en todas partes, el que disponga de la mayoría de acciones sea el que pueda llevar a cabo sus planes.