Internacional

Muere un soldado de EEUU en un ataque en Irak y hallan los cadáveres de dos desaparecidos


COLPISA, Bagdad
29/jun/03 18:15 PM
Edición impresa

Un soldado estadounidense murió y otros cuatro resultaron heridos en un ataque con granada en Bagdad, donde ayer se esperaba la llegada de un grupo de expertos estadounidenses para evaluar la situación que la coalición tiene dificultades para estabilizar. Además, ayer fueron encontrados los cadáveres de los dos soldados que habían desaparecido el pasado miércoles junto con su vehículo.

"Un soldado murió y otros cuatro resultaron heridos el viernes por la noche, poco antes de las 23:00, hora local", declaró un portavoz estadounidense, el sargento Patrick Compton. Un intérprete iraquí también resultó herido en el ataque. "Fue un ataque con granada", explicó otro responsable norteamericano.

Este fallecimiento eleva a 21 el número de soldados estadounidenses muertos por disparos enemigos en Irak desde que Bush declarara el 1 de mayo el final de los combates en este país. Desde que comenzó la guerra, el pasado 20 de marzo, 201 militares norteamericanos han perdido la vida en Irak, según el Pentágono.

Asimismo, dos soldados estadounidenses dados por desaparecidos desde el pasado miércoles en Irak, día en el que habrían sido secuestrados, fueron encontrados ayer muertos a 35 kilómetros de Bagdad, según declaró el portavoz del Ejército estadounidense, teniente coronel Martin Compton.

El Pentágono identificó a los dos hombres como el sargento Gladimir Philippe, de 37 años y natural de Lincoln (Nueva Jersey) y el soldado Kevin C. Ott, de 27 años y natural de Columbus (Ohio). Ambos estaban destinados en el 18 Regimiento de Artillería.

Los dos soldados estaba de servicio en su puesto de seguridad, en una zona de destrucción de cohetes en Balad, al norte de Bagdad, el pasado miércoles. Ambos habrían sido secuestrados junto a su vehículo blindado ligero.