Jornada Deportiva

1,8 millones de euros en la ampliación

El pasado viernes concluyó la tercera fase del proceso económico en la que el Tenerife se quedó bastante lejos de las cifras planteadas en un inicio. Pese a ello, el consejo es optimista.
JORNADA, S/C de Tenerife
1/jul/03 11:36 AM
Edición impresa

El Tenerife se ha quedado muy lejos de cubrir las cifras que inicialmente se marcó en el momento de plantear la ampliación de capital. Después de que el pasado viernes se cerrara la tercera fase de este proceso económico, la entidad chicharrera logró sumar 1'8 millones de euros, una cifra inmensamente inferior a los 16 millones que se plantearon desde un inicio como necesarios para salvar la grave situación económica que atraviesa el club.

La configuración del nuevo accionariado recoge la figura de un máximo accionista que después de este proceso recién concluido se ha hecho con poco más del 3'5 por ciento del total del nuevo reparto.

En esta composición, también aparecen accionistas con un 1 y hasta un 2 por cierto del total de las acciones.

Pese a que estas cifras no cubren las previsiones efectuadas en el inicio de este proceso de ampliación, los miembros del consejo de administración, con Víctor Pérez de Ascanio a la cabeza, ya han adelantado que con esta inyección económica, aunque sea mínima, el club logrará salvar la desaparición y el descenso de categoría por motivos administrativos.

Además, el club ha decidido no iniciar una segunda fase de ampliación de capital, en contra de lo que se ha venido barajando en los últimas días. De esta manera se evita, por ejemplo, que un empresario entre en el club aportando una importante cantidad de dinero haciéndose con el control mayoritario de las acciones.

Lo que sí pretende llevar a cabo la entidad chicharrera es la aplicación de convenios con diversas instituciones para, a través de la prestación de distintos servicios, poder ingresar una cantidad extra de dinero.

Así, el Tenerife sigue buscando fórmulas para alcanzar los ingresos suficientes que le permitan salvar los principales escollos económicos que se le presentarán durante el transcurso de este verano.

Además de estos ingresos procedentes de actividades económicas concretas, la entidad blanquiazul espera que en los próximos días se puedan dar movimientos importantes en la venta de jugadores. Barata, Lussenhoff y Marioni son los principales activos del club en este sentido. Desde la directiva ya se ha comentado que un ingreso de al menos 3 millones de euros sería determinante.

El Tenerife se ha quedado muy lejos de cubrir las cifras que inicialmente se marcó en el momento de plantear la ampliación de capital. Después de que el pasado viernes se cerrara la tercera fase de este proceso económico, la entidad chicharrera logró sumar 1'8 millones de euros, una cifra inmensamente inferior a los 16 millones que se plantearon desde un inicio como necesarios para salvar la grave situación económica que atraviesa el club.

La configuración del nuevo accionariado recoge la figura de un máximo accionista que después de este proceso recién concluido se ha hecho con poco más del 3'5 por ciento del total del nuevo reparto.

En esta composición, también aparecen accionistas con un 1 y hasta un 2 por cierto del total de las acciones.

Pese a que estas cifras no cubren las previsiones efectuadas en el inicio de este proceso de ampliación, los miembros del consejo de administración, con Víctor Pérez de Ascanio a la cabeza, ya han adelantado que con esta inyección económica, aunque sea mínima, el club logrará salvar la desaparición y el descenso de categoría por motivos administrativos.

Además, el club ha decidido no iniciar una segunda fase de ampliación de capital, en contra de lo que se ha venido barajando en los últimas días. De esta manera se evita, por ejemplo, que un empresario entre en el club aportando una importante cantidad de dinero haciéndose con el control mayoritario de las acciones.

Lo que sí pretende llevar a cabo la entidad chicharrera es la aplicación de convenios con diversas instituciones para, a través de la prestación de distintos servicios, poder ingresar una cantidad extra de dinero.

Así, el Tenerife sigue buscando fórmulas para alcanzar los ingresos suficientes que le permitan salvar los principales escollos económicos que se le presentarán durante el transcurso de este verano.

Además de estos ingresos procedentes de actividades económicas concretas, la entidad blanquiazul espera que en los próximos días se puedan dar movimientos importantes en la venta de jugadores. Barata, Lussenhoff y Marioni son los principales activos del club en este sentido. Desde la directiva ya se ha comentado que un ingreso de al menos 3 millones de euros sería determinante.

El Tenerife se ha quedado muy lejos de cubrir las cifras que inicialmente se marcó en el momento de plantear la ampliación de capital. Después de que el pasado viernes se cerrara la tercera fase de este proceso económico, la entidad chicharrera logró sumar 1'8 millones de euros, una cifra inmensamente inferior a los 16 millones que se plantearon desde un inicio como necesarios para salvar la grave situación económica que atraviesa el club.

La configuración del nuevo accionariado recoge la figura de un máximo accionista que después de este proceso recién concluido se ha hecho con poco más del 3'5 por ciento del total del nuevo reparto.

En esta composición, también aparecen accionistas con un 1 y hasta un 2 por cierto del total de las acciones.

Pese a que estas cifras no cubren las previsiones efectuadas en el inicio de este proceso de ampliación, los miembros del consejo de administración, con Víctor Pérez de Ascanio a la cabeza, ya han adelantado que con esta inyección económica, aunque sea mínima, el club logrará salvar la desaparición y el descenso de categoría por motivos administrativos.

Además, el club ha decidido no iniciar una segunda fase de ampliación de capital, en contra de lo que se ha venido barajando en los últimas días. De esta manera se evita, por ejemplo, que un empresario entre en el club aportando una importante cantidad de dinero haciéndose con el control mayoritario de las acciones.

Lo que sí pretende llevar a cabo la entidad chicharrera es la aplicación de convenios con diversas instituciones para, a través de la prestación de distintos servicios, poder ingresar una cantidad extra de dinero.

Así, el Tenerife sigue buscando fórmulas para alcanzar los ingresos suficientes que le permitan salvar los principales escollos económicos que se le presentarán durante el transcurso de este verano.

Además de estos ingresos procedentes de actividades económicas concretas, la entidad blanquiazul espera que en los próximos días se puedan dar movimientos importantes en la venta de jugadores. Barata, Lussenhoff y Marioni son los principales activos del club en este sentido. Desde la directiva ya se ha comentado que un ingreso de al menos 3 millones de euros sería determinante.