Dinero y Trabajo

La calidad en las enseñanzas del turismo


3/jul/03 15:55 PM
Edición impresa

ACUDIMOS RECIENTEMENTE a una convocatoria de la Organización Mundial de Turismo en la cual se trató este importante tema con bastante profundidad y aludiendo unos modelos clásicos en algunos lugares y situaciones. Algo ilustrativo resultó el encuentro para quienes llevamos largos años tratándolo y, en especial, intentado llevar a las aulas la mística que comporta la calidad en la enseñanza, concluyendo el proceso en los resultados que se originan de la misma.

Y es que parece que no existe todavía la suficiente toma de conciencia en los educadores de las enseñanzas en general, y en algunos supuestamente rectores de éstas, con insistencia en la parcela que nos ocupa ?las enseñanzas de los centros de formación para el desempeño de la labor turística?. No existe, decimos, una toma de conciencia suficiente sobre que la calidad de las mismas se mide por su eficacia.

Por esta razón, nos alegró ver nuevamente el planteamiento del director general de la Fundación Themis, Javier Gallego, cuya conclusión resumimos nosotros por nuestra cuenta en: calidad igual a eficiencia.

Themis es una fundación de la Organización Mundial del Turismo y el Gobierno de Andorra, encargada del programa sobre la calidad de las enseñanzas del turismo denominado Tedqual. Resulta entonces interesante profundizar algo sobre tan importante tema, calidad igual a eficiencia, buscándole sus aplicaciones a la dinámica actual de los centros de enseñanzas que nos hemos venido ocupando de esta importante parcela de la educación para la juventud española, y en algunos pocos casos para la mundial.

Llevamos cerca de cuarenta años metidos de lleno en el campo de las enseñanzas y la investigación del turismo en el mundo. Hemos tratado de estos temas ?y lo seguimos haciendo? en España, Brasil, Colombia, Paraguay, Chile, Venezuela, etc., etc. Sabemos cuál es el propósito y cuáles son los resultados que quienes pagan por sus estudios quieren obtener. Nuestra misión es llegar a ellos con esos contenidos que desean y que tenemos la obligación de ofrecerles en las mejores y más precisas condiciones para su total aprovechamiento. Eso no se consigue con deslumbrantes instalaciones o mobiliarios de dudosa exquisitez. Eso solamente se consigue consolidando una eficaz enseñanza basada en los principios propios de la educación moderna ?experimentados y contrastados? donde el profesorado debe ofertar unos conocimientos sólidos en las materias de su competencia, junto a las estrategias más avanzadas de las técnicas educativas, con la figura de fondo del resultado final que queremos conseguir, y que no debe ser otro que la integración del alumnado en el campo laboral con las garantías suficientes para desempeñar su trabajo con la más alta profesionalidad, generada por los vastos conocimientos adquiridos en nuestras aulas.

Desde nuestros comienzos en estas lides, hemos caminado de la mano de los profesionales no académicos del turismo. No existían otros allá por los años sesenta en el turismo español. Ellos abrieron las puertas de sus empresas a nuestros alumnos y nos dieron la oportunidad de conseguir una formación equilibrada, académico-profesional, la cual nos llevó al éxito que hoy disfrutamos con cientos de altos profesionales ocupando los más relevantes cargos en las más importantes empresas del sector, tanto en Canarias como en otros lugares de la geografía española o mundial.

Llegamos entonces a nuestra conclusión final: la calidad en las enseñanzas del turismo está en la transmisión de unos conocimientos del más alto relieve de todas y cada una de las materias que componen sus programas, unidos a unas técnicas educativas experimentadas y provistas de la más avanzada modernidad, todo ello dentro de un escenario donde el conocimiento, la profesionalidad y la ética se conjuguen para formar la figura armónica de un profesional que sepa en todo momento cuál es su cometido en la sociedad, en la empresa y en su vida social. Difícilmente se podrá lograr llegar a estos resultados pensando solamente en la rentabilidad económica o en la enseñanza como un negocio. Encandilar con instalaciones dudosamente ostentosas, o con falsas promesas carentes de las bases suficientes de conocimientos se nos antoja que debe ser algo así como arar en el mar... Más dura será la caída.

La calidad en las enseñanzas del turismo seguro que está en la eficacia.

* Fundador de los estudios

de turismo en Canarias