Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga prevista para este mes de diciembre leer

Aparece una cría de cachalote varada en la costa de El Médano

El ejemplar, que presentaba buen estado de conservación, de unos cinco metros de longitud, tenía un corte profundo a la altura de la cabeza, "que casi lo parte en dos", según el biólogo Manuel Carrillo.
EL DÍA, Granadilla de Abona
6/jul/03 19:38 PM
Edición impresa

Una cría de cachalote común apareció a primeras horas de la mañana de ayer varada en la costa de El Médano, en el municipio de Granadilla de Abona, como consecuencia de un corte profundo a la altura de la cabeza, "que casi lo parte en dos", según ha manifestado el biólogo de la Organización No Gubernamental (ONG) Tenerife Conservación, Manuel Carrillo.

El especialista resalta que el animal, de una longitud aproximada de cinco metros, era una cría, "y presentaba buen estado de conservación", por lo que supone que la muerte se produjo recientemente.

Señala que "este es el segundo que aparece en una semana", recordando que a principios de la misma fue encontrado otro en la zona de Punta Larga, en Candelaria, y con cortes de similares características al que fue hallado ayer en el litoral sureño.

Entiende que "algo está fallando y posiblemente sean los sistemas de detección de las embarcaciones, por lo que los barcos deben extremar sus precauciones, ya que en verano se concentran colonias importantes de estos animales a 7 u 8 millas de la costa de Santa Cruz de Tenerife", por lo que cuando mueren son arrastrados por las corrientes marinas entre los municipios de Candelaria y Granadilla de Abona.

Por tales circunstancias, el biólogo considera que es preciso llevar a cabo un encuentro con las navieras para explicarles la situación, "puesto que opinamos que los barcos no tienen intención de alcanzarles".

Golpes imperceptibles

Explica que los golpes que se producen entre los barcos y los cachalotes son prácticamente imperceptibles debido a las características de las naves, "a no ser que el ejemplar sea muy grande".

En similares términos se pronunciaron ecologistas, que resaltan la necesidad de establecer "los mecanismos necesarios para evitar que estas muertes se continúen produciendo".