Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Canarias, segunda comunidad con más agresiones de alumnos a profesores leer

Vamos de Romería

Unas tres mil personas se dieron cita en torno a la iglesia de Santa Catalina y El Calvario para rendir culto a San Isidro Labrador en su decimocuarta edición, con la concurrencia de 25 carretas y barcos tirados por yuntas de bueyes y 22 agrupaciones musicales isleñas, según la comisión organizadora.
EL DÍA, Tacoronte
7/jul/03 18:40 PM
Edición impresa

El tipismo y los aires de la tierra se dejaron sentir con alegría, devoción y divertimento en la Romería de San Isidro Labrador de Tacoronte. Una ciudad-campo que ayer exhibió toda su idiosincrasia isleña y se recreó en sus tradiciones al son de la música canaria en los alrededores de la iglesia de Santa Catalina en una jornada festiva y pletórica de público y de participantes, bajo la organización de la Comisión de Fiestas del Consistorio.

Veinticinco carretas y carros enjaezados para la ocasión desfilaron acompañados y amenizados por 22 agrupaciones, rondallas y parrandas, al término de la feria de ganado, a partir de las dos de la tarde, desde la parroquia de Santa Catalina hasta El Calvario, para luego retornar a su punto de inicio. Como en toda romería que se precie no faltaron las viandas ni el excelente vino de la tierra con denominación de origen.

La Romería fue encabezada por grupos de caballos, rebaños de cabras, la escuela del palo "María Jiménez", el Santo Patrón, las autoridades locales, bajo la presidencia de la alcaldesa accidental de Tacoronte, Milagros López, la Banda de Música, el barco, la parranda Ni Jota, una carretera de paja, los carros de madera con chácaras y tambores "Cumbres Gomeras".

La Romera Mayor de las Fiestas, Ruth María Gutiérrez Cabrera, ocupó la carretera presidencial de la Romería de San Isidro Labrador.

El escritor tacorontero Nicolás Pérez señaló a este periódico que "la Romería de San Isidro Labrador se celebra desde 1990 y tiene su antecedente en la feria de ganado que se ha venido desarrollando desde antiguo y que continúa hasta ahora.

El concejal de Fiestas, Fernando Meneses, subrayó el excelente grado de participación que se ha registrado, aunque matizó que, el clima veraniego, ha desviado una parte de la gente hacia la playa y el monte.