Cultura y Espectáculos

Europa fija en 2010 el inicio de la educación superior comunitaria

Las titulaciones del futuro tendrán una estructura "a la americana", se renovará el sistema de créditos y la documentación pasará a contar con un formato unificado, válido para todos los países.
EL DÍA, S/C de Tenerife
8/jul/03 20:19 PM
Edición impresa

La profesora de la Universidad Complutense de Madrid Rafaella Balletti manifestó ayer en La Laguna que las modificaciones que en el ámbito europeo deberán emprender los estudios universitarios para lograr la creación de un espacio educativo único se harán efectivas en 2010, e indicó que los trabajos para conseguir la homologación ya están en marcha.

Balleti participó ayer en el ciclo de conferencias que la Facultad de Química de la Universidad de La Laguna ha organizado con motivo de su 75 aniversario, con una intervención titulada "El desarrollo del proceso de convergencia europea en España y en la Unión Europea". En ella, describió cuáles son las características que deberán tener las titulaciones europeas del futuro, que se resumen en tres: la implantación de un sistema de créditos académicos europeos, una nueva estructura de las carreras y una documentación homologada y similar en todas las universidades.

Estos cambios tienen por objetivo fomentar una educación superior común en la UE, de modo que en todos sus países se adquieran conocimientos similares y a un mismo nivel, y se fomente la movilidad profesional de sus ciudadanos. Para ello, se debe lograr que las titulaciones sean de pareja estructura en lo académico y lo administrativo.

El sistema de créditos académicos común, denominado ECTS, será el cómputo general que determinará la carga lectiva de las carreras, que se estima que será de 60 por año académico. El cálculo del ECTS diferirá, puesto que no sólo tendrá en cuenta las clases presenciales, e incluirá el tiempo que el alumno dedica a preparar, estudiar y examinarse de la asignatura. Así, dos asignaturas con un mismo número de horas semanales pero diferente grado de dificultad no tendrán un mismo número de créditos, que es lo que sucede en el presente.

La nueva estructura de las carreras será similar al modelo estadounidense. Existirá una titulación básica denominada Grado que se corresponde con el "bachelor" de los EEUU, y que abarcará las actuales diplomaturas, licenciaturas e ingenierías, con una duración mínima de tres años. Habrá un segundo nivel, el Posgrado, que equivaldría al doctorado y los máster. En cuanto a la documentación homologada, todas las universidades deberán presentar la documentación en un mismo formato, para que se puedan comparar en igualdad de condiciones los planes de estudio de los centros.