Dinero y Trabajo

La Agencia Tributaria tendrá mayor margen para investigar al contribuyente


AGENCIAS, Madrid/Santander
9/jul/03 15:55 PM
Edición impresa

La Agencia Tributaria (AEAT) contará con mayores facultades para obtener datos del contribuyente, a quien podrá requerir directamente información incluso sin tener abierto procedimiento de comprobación alguno, anunció ayer su director de Inspección Financiera y Tributaria, Carlos Lamoca.

El director de Inspección Financiera y Tributaria, que hizo estas declaraciones durante un seminario de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, explicó que la información que se recabe como parte de estas nuevas facultades será utilizada por Hacienda para la selección de los contribuyentes a vigilar.

Lamoca hizo estas consideraciones el mismo día en que el Pleno del Congreso rechazó las tres enmiendas a la totalidad presentadas al proyecto de Ley General Tributaria por los grupos parlamentarios del PSOE, Izquierda Unida (IU) e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), que solicitaban la devolución del texto al Gobierno. Tras el debate de totalidad celebrado ayer, el proyecto de ley será enviado a la Comisión de Economía y Hacienda, donde los grupos parlamentarios podrán proponer enmiendas parciales, antes de ser remitido al Senado.

Camino del Senado

Durante el debate, el PSOE, ICV e IU justificaron la presentación de las citadas enmiendas en que la futura norma tributaria "no desincentiva el fraude, invade algunas competencias autonómicas y rebaja las cuantías de las sanciones". Sin embargo, en la defensa del proyecto, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, afirmó que la futura norma rebajará la cuantía de las sanciones en caso de acuerdo y pronto pago, mejorará la lucha contra el fraude, respetará los derechos de los contribuyentes y aumentará la seguridad jurídica. Además, subrayó que, con la nueva ley, el Gobierno incorporará "plenamente" los principios constitucionales en materia tributaria, ordenará "en un solo texto" las reformas introducidas en la gestión de los tributos de los últimos años, y modernizará los procedimientos para facilitar el cumplimiento de las obligaciones por medios telemáticos. Como resultado, dijo Montoro, "será más fácil cumplir las obligaciones tributarias y más difícil defraudar". En concreto, la nueva ley rebajará al 25 % las sanciones si el contribuyente efectúa el pago en periodo voluntario y a la mitad si hay actas con acuerdo, recordó.

Además, la norma fijará una nueva clasificación de infracciones: para las leves, con carácter general, la sanción será del 50%; para las graves, entre el 50% y el 100%; y para las muy graves, entre el 100% y el 150%, que permitirá la aplicación del principio de proporcionalidad. También establecerá nuevos criterios para las multas, de modo que si se repiten las infracciones, la sanción aumentará entre el 5% y el 25%, y entre el 10% y el 25%, si hay perjuicio económico para la Hacienda Pública. Además, el texto recoge el nuevo término de "conflicto en la aplicación de la norma tributaria" que no lleva aparejada sanción, y que sustituye al denominado fraude de ley.

Hay que destacar que el Grupo Socialista en el Congreso estudia la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley General Presupuestaria.