Santa Cruz de Tenerife

Dos taxis disponen ya de un sistema inteligente que beneficiará a sus usuarios

El lunes instalaron un taxímetro que permitirá a los clientes llamar por teléfono durante la carrera, pagar con tarjeta bancaria, emitir facturas multilingües o contar con un altavoz que informará a los invidentes del precio del servicio. Se han presentado 250 solicitudes para incorporar estas mejoras.
EL DÍA, S/C de Tenerife
9/jul/03 18:22 PM
Edición impresa

Dos vehículos de la Agrupación Profesional de Trabajadores Autónomos de Autotaxis y Gran Turismo de la capital tinerfeña han incorporado en sus vehículos un taxímetro inteligente que, aunque tiene una apariencia similar a la que en la actualidad existe en la mayoría de estos coches destinados al servicio público, adapta notables ventajas para el usuario, tales como la posibilidad de que el cliente pueda realizar una llamada telefónica desde la terminal que está conectada al taxímetro, además de permitir el pago con tarjeta bancaria, toda una novedad en Santa Cruz de Tenerife.

Otras de las ventajas que tiene este sistema, denominado Idgalileo, son la emisión de facturas en varios idiomas, la localización del vehículo a través de GPS o la incorporación de un altavoz que permite a los invidentes conocer el precio del servicio.

Esta experiencia piloto se ha puesto en marcha en dos vehículos y hoy y mañana se habilitará esta prestación en otros dos taxis, si bien ya se han presentado 250 solicitudes para instalar el Idgalileo, cuyo montaje total tiene un precio de 1.503 euros.

Según explicó el presidente de la citada agrupación, Tomás Guillén, esta fórmula vanguardista viene a suponer un notable paso en la calidad del servicio público que se presta en la capital tinerfeña. En el futuro, cuando se amplíe la flota que cuente con este sistema, se podría habilitar ordenadores tanto en la sala de control del tráfico de la Policía Local de Santa Cruz como en el control de las diferentes compañías de radio taxis que permitirá tener controlado en todo momento los vehículos en caso de que se produzca una posible eventualidad. Guillén destacó que el sistema GPS permitirá que la tradicional cantinela de la operaria que se escucha a diario en los vehículos destinados al servicio público reclamando unidades libres sea sustituida por una orden informática. Así, una vez el cliente llame para solicitad una unidad, se introducirán los datos en el ordenador y éste, en 23 segundos, revelará el coche que se encuentra libre de pasaje y más próximo al lugar donde se reclama el servicio, por lo que la operadora se limitará a ordenar al chófer a dónde debe acudir.

Mejora del servicio

En la actualidad, en la realización de este trámite se tarda más de un minuto, por lo que significará una notable mejoría en la prestación del servicio a los usuarios del transporte público.

La instalación de un tacómetro es otra de las prestaciones de este artilugio, que permitirá conocer al dueño del vehículo, desde la velocidad que ha alcanzado el turismo en cualquier momento del día hasta tener acceso al tiempo que ha permanecido parado.

Tomás Guillén advierte de que, aunque otras empresas ofertan similares servicios, el montaje de todas estas prestaciones se hace por módulos, por lo que "ocuparía todo el salpicadero del coche".

En esta fase de experimentación, el presidente de radio taxis Teletaxis ya tiene a prueba este sistema, y hoy lo instalará en su coche el responsable de la asociación Isla de Tenerife, coincidiendo con las dos agrupaciones que trabajan en la actualidad sobre la posibilidad de fusionarse.