Tenerife

Las ITV de Los Realejos y El Rosario amplían horarios, pero no sus plantillas


S. LOJENDIO, S/C de Tenerife
9/jul/03 12:18 PM
Edición impresa

A pesar de que los empleados de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) pertenecientes al grupo de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), que incluye las estaciones de Los Realejos, El Rosario, La Palma, La Gomera y El Hierro, sellaron a finales del mes de junio un acuerdo con la empresa concesionaria, la situación del servicio no ha mejorado, "sino que ha ido a peor", según asegura el colectivo de trabajadores.

La ampliación del horario de atención al público era, precisamente, una de las demandas que se había enarbolado como reivindicación irrenunciable en la mesa de negociaciones y que, finalmente, aceptó la empresa, "pero esta medida debía llevar aparejada el aumento de la plantilla, incluida la dedicada a tareas administrativas, según un compromiso verbal que la empresa ha incumplido", explicaron ayer a EL DÍA los representantes de los trabajadores.

"Nos fiamos de la buena voluntad de la empresa, firmamos y ahora trabajamos más horas, pero con menos personal, lo que se ve además agravado por la ausencia de los compañeros que se han ido y se irán de vacaciones".

También censuran que la em-presa haya cubierto los turnos ad-ministrativos de la ITV de Los Realejos con personal desplazado desde El Rosario, lo que a su juicio significa "desvestir un santo para vestir otro", además de que aún no se ha informatizado el servicio de cita previa, tal y como se había prometido

Nueva prueba, más retraso

Lo cierto es que desde comienzos de la semana pasada, las estaciones de Los Realejos y El Rosario han implantado el nuevo calendario, de tal forma que, de lunes a viernes, el servicio de inspección cubre la franja horaria que va desde las siete de la mañana hasta las nueve de la noche, mientras que el sábado, la de Los Realejos trabaja desde las ocho de la mañana hasta la una de la tarde, y la de El Rosario finaliza su jornada media hora después.

La estación de Los Realejos está cumpliendo actualmente con el análisis de unos 180 vehículos diarios, "pero antes las inspecciones eran más sencillas y, en consecuencia, el diagnóstico se realizaba con mayor rapidez, pero con la entrada en vigor de las Directrices Generales de Ordenación del Territorio, estamos obligados a añadir al chequeo de los vehículos una nueva prueba, la destinada a calibrar la opacidad de los humos, lo que supone una demora en el trabajo que se puede calcular entre un 20 y un 25 por ciento más con respecto al tiempo que se ocupaba antes de la implantación de esta medida", aseguraba un portavoz.

Línea sin autorización

En cuanto a la instalación en la estación de Los Realejos de una nueva línea, un boxer que la empresa ha previsto incorporar a las tareas de inspección de los vehículos, los trabajadores aseguran que este aparato aún no ha recibido el preceptivo permiso por parte de la Consejería de Industria, organismo del Gobierno de Canarias al que también solicitan la aplicación de un Plan de Calidad.