Canarias

Segundos de primer nivel

El presidente del Gobierno canario ultima su gabinete, donde cobrarán especial importancia los cargos intermedios de las Consejerías. Miguel Becerra "vigilará" la labor de José Carlos Mauricio.
CARLOS VEGA, S/C de Tfe.
10/jul/03 16:35 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, ultima la configuración de su gabinete para los próximos cuatro años. Los contactos con las organizaciones insulares se intensifican, antes de presentar su propuesta al Comité Permanente de Coalición Canaria, que se prevé se materialice hoy o mañana. Cuatro mujeres desempeñarán cargos de máxima responsabilidad en el futuro Go-bierno, donde cobran especial importancia los cargos intermedios al conjugarse los cruces de personas procedentes de diferentes sensibilidades y formaciones.

La presencia del portavoz de CC en el Congreso de los Diputados, José Carlos Mauricio, al frente de la Consejería de Economía y Hacienda se confirma por parte del sector más próximo al presidente, a pesar de ser la persona que más rechazo suscita en la formación nacionalista de Gran Canaria.

La designación del portavoz de CC no sólo ha generado acaloradas críticas en Gran Canaria, sino que representantes de las Islas Occidentales como Tomás Padrón (El Hierro) consideraron ayer que Mauricio "no es la propuesta más adecuada" y se decantaron por una opción "más independiente", como el ex alcalde de Arucas Froilán Rodríguez.

El interés por el consenso juega un papel fundamental en la configuración del próximo Ejecutivo, pero la principal pretensión de Adán Martín es rodearse de un equipo de su total confianza. Con este fin, mantendrá en la Viceconsejería de Economía y Ha-cienda a su "mano derecha", Mi-guel Becerra, sin desdeñar que el nuevo presidente no es la primera vez que trabaja con Mauricio, pues coincidieron en el Congreso de los Diputados.

Un cruce similar de cargos será factible en el departamento de Sanidad, donde una parte importante de la capacidad de decisión estará en manos de una persona de Tenerife: Rafael Díaz, actual consejero en funciones de Sanidad, tiene todas las papeletas para ser el futuro director del Servicio Canario de Salud.

Cruce de cargos

Los cargos intermedios del futuro Ejecutivo podrían ser también los que abran la puerta al posible consenso entre las diferentes sensibilidades dentro de Coalición Canaria.

Los socios de Gobierno (PP y CC) tampoco han descartado la posibilidad de cruzar áreas de responsabilidad entre sus diferentes consejerías, siempre que el cariz de las personas sea compatible.

Llegados a la actual situación, la organización del Gobierno se presenta como una sesuda labor de encaje de bolillos, en la que no se descarta cambios de última hora para contentar a las distintas facciones de la federación nacionalista.

Muchas son las posibilidades que se han barajado estos días, hasta la de nombrar senador por la Comunidad Autónoma al diputado por Gran Canaria José Mendoza para correr la lista al Parlamento por esa Isla y situar en el segundo cargo de responsabilidad del Go-bierno a Francisca Domínguez, que sólo cuenta con el visto bueno del sector de los alcaldes independientes.

Ésta y otras probabilidades han estado ahí o, al menos, se han dado a conocer por parte de los diferentes sectores interesados.

Entre las filtraciones, que tanto pretendía evitar el presidente de CC, Paulino Rivero, también se ha oído la conveniencia de no olvidarse de Lanzarote en el reparto del Gobierno, a pesar de los nefastos resultados electorales obtenidos por la formación que lidera Juan Carlos Becerra.

Se confirman, no obstante, las personas que se han desvinculado de la opinión mayoritaria de sus partidos y han apostado por la confianza ciega hacia la forma de hacer las cosas del nuevo presidente, Adán Martín.

Esta decisión conllevará el recrudecimiento de las críticas desde el sector que defendió en su día el mantenimiento de los acuerdos que situaban a Román Rodríguez al frente de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda.

Lo que sí está claro, respecto al nuevo Ejecutivo, es que la presencia de mujeres al frente de áreas autonómicas marcará un hito en la historia de la Comunidad canaria, donde sólo dos féminas habían ocupado hasta ahora los sillones azules del Parlamento y en diferentes legislaturas.