Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
Tres muertos en una reyerta entre dos familias en Cáseda (Navarra) leer

Telefónica, CCOO y UGT pactan un ajuste de plantilla de 15.000 trabajadores

Con independencia del tiempo que precisen los sindicatos que han negociado para que su decisión sea ratificada por sus ejecutivas, ayer se abrió la puerta de manera definitiva al mayor recorte colectivo presentado en la historia de España. El proceso costará 4.500 millones de euros.
EL DÍA/AGENCIAS,Tfe./Madrid
11/jul/03 15:55 PM
Edición impresa

La dirección de Telefónica de España y CC OO y UGT llegaron ayer a un acuerdo sobre las condiciones socio-económicas a aplicar a los trabajadores que voluntariamente se acojan al expediente de regulación de empleo (ERE) presentado el pasado día 25 de junio, que contempla 15.000 salidas. El coste de la operación ascenderá a unos 4.500 millones de euros, según fuentes sindicales.

El entendimiento se produjo después de que la empresa subiera de un 1,5% a un 2% el porcentaje que utilizará para actualizar determinadas retribuciones de los excedentes, así como que elevara entre tres y cuatro puntos los complementos para las jubilaciones anticipadas. El ajuste se eleva a un recorte del 37% de la plantilla, que ronda los 40.600 trabajadores. La aplicación del ERE abarca cinco años. En paralelo con el ERE, Telefónica establece un compromiso de creación de empleo equivalente al 10% de la plantilla que se acoja al proceso de bajas, lo que mejora en un cinco por ciento la oferta inicial. El grupo de Telefónica cuenta con 157.500 empleados distribuidos por el mundo. La actual regulación supone el mayor recorte colectivo presentado en la historia de España.

Por su parte, el tercer sindicato de la empresa, CGT, denunció que el ERE "ya estaba pactado de antemano" y expuso su rechazo tajante "a la política de destrucción de empleo" impulsada por la empresa y por CCOO y UGT. A su juicio, la operación desemboca en un "abaratamiento de la mano de obra", puesto que "salen unos empleados antiguos con remuneraciones aceptables y entran otros con salarios más bajos".

El entendimiento entre los tres interlocutores (empresa, CCOO y UGT) también se produjo en la negociación del convenio colectivo, ámbito en el que se alcanzó un preacuerdo. No obstante, los dos sindicatos han solicitado un plazo de 15 días para explicar a la plantilla el contenido del convenio y conseguir que las cúpulas de sus organizaciones den el visto bueno a los acuerdos.

Plazo de 15 días

El ajuste laboral tendrá carácter voluntario. La indemnización media irá, siempre según los sindicatos, desde los 180.303 euros por excedente hasta los 300.000, horquilla que no impedirá compensaciones menores ni mayores. Las condiciones de salida son similares a las ofrecidas en el anterior ERE que transcurrió entre 1999 y 2000 y que supuso un ajuste de 10.841 empleos.

Las cantidades a percibir también dependerán del momento en el que se produzca la baja. Cuanto antes se origine el cese más dinero cobrará el trabajador.

Desde la empresa se estudia como se apuntarán las indemnizaciones en el balance de Telefónica para que tengan un impacto positivo en la contabilidad de la compañía.

El actual recorte en principio está previsto para 15.000 trabajadores (37% de la plantilla actual) desde 2003 a 2007, aunque los datos detalladas por la empresa afectan a unos 10.000 trabajadores entre el presente ejercicio y 2005. El proyecto indica que 2003 terminará con 36.000 empleados, cifra que un año después disminuirá a 33.600, para pasar en 2005 a 31.311. En una de las reuniones negociadoras, sus representantes apuntaron que si con ese recorte se adquiere un grado de competitividad aceptable disminuirán los despidos previstos.

La identificación de esos 10.000 excedentes está prácticamente ultimada, pero el carácter voluntario de las salidas, dificulta su aplicación. La compañía se ha comprometido a aceptar todas las peticiones que surjan, salvo las de aquellos empleados que considere desarrollan una actividad estratégica. Telefónica prevé reducir los 115 directivos actuales a 74 en 2005.

Las salidas se harán por tres vías: bajas individuales e incentivadas, desvinculaciones y jubilaciones anticipadas. La operadora destaca en el ERE que podrá rechazar las solicitudes de empleados que ocupen puestos de carácter estratégico.

podrá rechazar las solicitudes de baja de empleados que ocupen puestos de carácter estratégico.