Vivir

Rodríguez Zaragoza reitera que no hay riesgo en el consumo de carne bovina

El consejero canario de Agricultura, Pesca y Ganadería destacó las medidas de seguridad alimentaria en las Islas ante el primer caso de "vaca loca" localizado en Las Palmas.
EL DÍA, S/C de Tenerife
11/jul/03 18:25 PM
Edición impresa

El consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca en funciones del Gobierno de Canarias volvía a reiterar ayer, una vez confirmado el primer caso de Encefalopatía Espongiforme Transmisible (EET), más conocida como el mal de las "vacas locas", en un matadero de Gran Canaria, que "está asegurada toda la cobertura de control de cualquier especie antes de entrar en la cadena alimentaria en las Islas".

Pedro Rodríguez Zaragoza confirmó que el primer caso de una res afectada por el EET en las Islas es un ejemplar que nació en 1998, producto del parto de una vaca importada un año antes desde Holanda, que fue sacrificada al igual que sus dos ascendentes y descendientes inmediatas.

El consejero en funciones co-mentó que este ejemplar estuvo en una explotación ganadera que en la actualidad no existe y que paso a formar parte de otra cuadra, que en todo caso "no ha sido necesario que se inmovilizara todo su ganado", pues esta enfermedad se transmite por la vía genética y no por el consumo de pienso, ya que este aspecto está controlado.

Rodríguez Zaragoza señaló que las primeras sospechas sobre la posible afección del animal se apreciaron el pasado día 3 de julio, una vez que fue sacrificado y se le hicieron los análisis correspondientes, "por lo que no dudamos en remitir las pruebas a los laboratorios de referencia en Madrid y Zaragoza" que confirmaron los resultados positivos. En todo caso, Rodríguez Zaragoza aseguró que a pesar de detectarse este caso "la población debe estar tranquila", pues a juicio del consejero "la seguridad alimentaria en las Islas está a prueba de bomba", ya que confirmó "se hacen medidas de control importante en todo el ganado, ya que cada animal joven que llega al Archipiélago cuenta con su guía donde se determina su estado a través de la analítica y el correspondiente test, un procedimiento que se efectúa en toda la Comunidad Europea y con las mismas garantías técnicas".

Sobre los animales que inmovilizados, Rodríguez dijo que sólo afecta al que se le detectó la enfermedad, ya sacrificado en el matadero, así como los dos anteriores y posteriores, mientras que con el resto de la "corte" se "efectuaría un sacrificio selectivo", que en este caso afectará, como determina la legislación vigente.