Tenerife Norte

La AAVV Rambla exige a AIS hechos para creer en su búsqueda de consenso

Los miembros de la entidad, que siguen criticando lo sucedido en los últimos años y las carencias en el casco, explican que no se han reunido con el gobierno porque no han recibido una invitación formal, aseguran que no tienen ningún inconveniente y no comprenden las formas del grupo de Reyes.
EL DÍA, S. J. de la Rambla
13/jul/03 18:41 PM
Edición impresa

El presidente de la Asociación de Vecinos Rambla, José Juan Castro, mostró ayer su extrañeza ante las últimas declaraciones del alcalde, Manuel Reyes (AIS), acerca de la falta de respuesta de la entidad a la invitación del gobierno a reunirse y tratar de rebajar la tensión social que ha vivido el municipio en los últimos años, especialmente por el traslado del ayuntamiento desde el casco hasta el barrio de San José. Castro considera que una convocatoria de ese tipo ha de realizarse mediante un comunicado formal, algo que no se ha producido y que siguen esperando. A su juicio, lo que los vecinos de la zona del litoral desean son verdaderos ""hechos"" por parte del equipo gobernante sobre su pretensión de búsqueda de consenso.

La asociación exige esos ""hechos"" porque considera que, para normalizar la situación, no se debe actuar como si nada hubiese ocurrido. ""El alcalde -afirman- ha de pedir disculpas públicamente a aquellos que han venido sufriendo su persecución: vecinos, trabajadores, funcionarios y hasta algún supuesto organizador del entierro de la sardina, que fue multado nada menos que con cinco millones de pesetas de las de antes"".

También reivindican la compensación de los ""expolios que ha sufrido el municipio desde que Reyes asumió el cargo de alcalde, como el ayuntamiento o el juzgado"". Además, le exigen que muestre interés por los distintos núcleos de población, ""especialmente con los costeros y con cosas tan simples como el mantenimiento de la limpieza en las calles, la luz o los jardines, que presentan un aspecto deplorable"".

La entidad vecinal denuncia las ""precarias"" condiciones de la sanidad pública local, ""que carece de un servicio de urgencias y de un auxiliar en el consultorio del casco, con casi dos mil cartillas que asistir"". Asimismo, piden que el gobierno se interese por la peligrosidad de los accesos y salidas a la carretera general.

Sobre el potencial turístico del municipio, los miembros de la AA VV Rambla no comparten la forma que tiene AIS de fomentarlo, ""toda vez que tuvieron que ser los vecinos del casco los que salieron en su defensa por el deterioro en la ejecución de obras"". Según critican, no se mostró ""ningún interés"" por esa actuación y unos 80 vecinos ""tuvimos que sufrir la presión de la Subdelegación del Gobierno con una multa de 300 euros cada uno"". La entidad sugiere que se analice el estado de las casonas del casco, muchas de ellas con un deterioro ""irreversible"".

Castro denuncia el estado del barranco y llama la atención sobre la bajada del número de residentes pese a las condiciones climáticas de la localidad.

Nueva etapa

Ante la imposibilidad de contactar en el día de ayer con el portavoz del grupo de gobierno en San Juan de la Rambla, José Luis Martín, el alcalde, Manuel Reyes, señaló a este periódico que analizarán las manifestaciones de la Asociación de Vecinos Rambla y, de considerarlo oportuno, responderían mañana. Desde su toma de posesión, marcada por las buenas maneras entre los miembros de AIS y de la oposición (PSOE), hasta el punto de que fue la portavoz socialista, Pilar Rodríguez, la que le entregó simbólicamente el bastón de mando a Reyes, el alcalde y el resto del gobierno han insistido en su intención de hacer borrón y cuenta nueva y tratar de acabar con la crispación social en el municipio. Los miembros de la AAVV Rambla se muestran abiertos a ese cambio, pero insisten en que necesitan hechos. Según recalcan, siempre han estado y estarán dispuestos a reunirse con el gobierno local o con cualquier otra entidad provincial, regional o estatal cuando sea necesario, así como a dar soluciones por el bien del municipio.