Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
El corresponsal de 'ABC' en La Habana, Jorge Enrique Rodríguez, desaparecido desde el jueves leer

Once años de folclore

El grupo Labradores de Abona, colectivo del municipio de Arico, se caracteriza por la vistosidad de su vestuario, por el rescate de tradiciones y la composición de nuevos temas.
EL DÍA, Arico
14/jul/03 19:39 PM
Edición impresa

EL DÍA, Arico

Con la intención de potenciar el folclore, se fundó hace 11 años en Arico el grupo Labradores de Abona, agrupación que está integrada por 30 componentes y cuya dirección de parranda corre a cargo de Héctor González y la artística por Patricia Muñoz.

Una de las singularidades que caracteriza a este colectivo es la vistosidad de su vestuario, concretamente es el conocido como traje de Chasna, que data de finales del siglo XVIII y principios del XIX, cuyos colores son el azul marino, el verde y el rojo.

La trayectoria folclórico-musical de Labradores de Abona son el rescate, puesto que el grupo se ""esmera"" investigando con rigor y con capacidad crítica los cantos y bailes ""afectados por los tiempos modernos, lo que ha provocado que muchos de ellos hayan estado a punto de desaparecer para siempre"", según han comentado sus responsables.

""También nos hemos dedicado a la creación, es decir, nuestro colectivo se esfuerza por la interpretación de temas inéditos que recreen alguna costumbre tradicional, alguna labor del campo o algún canto de trabajo"", matizan.

Indican que prueba de ello es que uno de sus próximos proyectos, tras la grabación del que será su segundo trabajo discográfico, será retomar aquellos temas de su primer disco para volver a incorporarlos a su repertorio habitual.

Otro de los apartados por los que se está caracterizando es que los componentes de la agrupación ""han emprendido la labor de la recreación de piezas del folclore musical canario que no corren el riesgo de perderse, enriqueciéndola con aportaciones armónicas, corales e instrumentales"".

Trabajos desarrollados

En cuanto a los trabajos desarrollados, explican que ""tenemos muchos como, por ejemplo, en septiembre de 1994, coincidiendo con la celebración en la Villa de Arico de las Fiestas en Honor de Santa María de Abona, se decidió realizar la I Muestra de Objetos Antiguos Labradores de Abona, evento que se celebró en el centro de tiempo libre de la Villa de Arico"".

En esta exposición se mostraron instrumentos musicales, aperos de labranza e instrumentos de trabajo cotidianos. Al final de la exposición, el grupo folklórico organizador ofreció un recital a los asistentes.

""Tampoco podemos olvidarnos de nuestro primer trabajo discográfico, que bajo el título genérico de Lágrimas Amargas, recoge ocho temas"" de su repertorio musical hasta ese momento, comentaron.

La grabación se realizó entre los meses de julio y octubre de 1994, y los gastos fueron sufragados, en parte, por el Ayuntamiento de Arico.

Así, destacan que en la edición de disco ""cristalizan"" todas las inquietudes de los componentes del grupo folclórico, que incluyen temas de rescate, de creación propia y también canciones populares.

Reconversión

Para potenciar el colectivo y sus actividades se decide reconvertirlo, presentando para ello unos estatutos en cuyo segundo punto se especifica que ""los objetivos de la asociación serán el rescate, interpretación, enseñanza, divulgación y difusión del folclore regional"", a lo que hay actualmente que añadir ""el folclore latinoamericano, tan lejano y, a la vez, tan cercano a nosotros. Muestras de este diálogo entre Canarias y América serán algunos de los temas que compongan nuestro segundo disco"".

Uno de los últimos éxitos fue la organización de la Feria de Artesanía Labradores de Abona, que comenzó en agosto de 1997, y que resultó ser ""un acierto pleno de la asociación, pues este año se celebrará la sexta edición"", iniciativa que se desarrollará el 23 del próximo mes en el núcleo ariquero de El Río.

Con la intención de potenciar el folclore, se fundó hace 11 años en Arico el grupo Labradores de Abona, agrupación que está integrada por 30 componentes y cuya dirección de parranda corre a cargo de Héctor González y la artística por Patricia Muñoz.

Una de las singularidades que caracteriza a este colectivo es la vistosidad de su vestuario, concretamente es el conocido como traje de Chasna, que data de finales del siglo XVIII y principios del XIX, cuyos colores son el azul marino, el verde y el rojo.

La trayectoria folclórico-musical de Labradores de Abona son el rescate, puesto que el grupo se ""esmera"" investigando con rigor y con capacidad crítica los cantos y bailes ""afectados por los tiempos modernos, lo que ha provocado que muchos de ellos hayan estado a punto de desaparecer para siempre"", según han comentado sus responsables.

""También nos hemos dedicado a la creación, es decir, nuestro colectivo se esfuerza por la interpretación de temas inéditos que recreen alguna costumbre tradicional, alguna labor del campo o algún canto de trabajo"", matizan.

Indican que prueba de ello es que uno de sus próximos proyectos, tras la grabación del que será su segundo trabajo discográfico, será retomar aquellos temas de su primer disco para volver a incorporarlos a su repertorio habitual.

Otro de los apartados por los que se está caracterizando es que los componentes de la agrupación ""han emprendido la labor de la recreación de piezas del folclore musical canario que no corren el riesgo de perderse, enriqueciéndola con aportaciones armónicas, corales e instrumentales"".

En cuanto a los trabajos desarrollados, explican que ""tenemos muchos como, por ejemplo, en septiembre de 1994, coincidiendo con la celebración en la Villa de Arico de las Fiestas en Honor de Santa María de Abona, se decidió realizar la I Muestra de Objetos Antiguos Labradores de Abona, evento que se celebró en el centro de tiempo libre de la Villa de Arico"".

En esta exposición se mostraron instrumentos musicales, aperos de labranza e instrumentos de trabajo cotidianos. Al final de la exposición, el grupo folklórico organizador ofreció un recital a los asistentes.

""Tampoco podemos olvidarnos de nuestro primer trabajo discográfico, que bajo el título genérico de Lágrimas Amargas, recoge ocho temas"" de su repertorio musical hasta ese momento, comentaron.

La grabación se realizó entre los meses de julio y octubre de 1994, y los gastos fueron sufragados, en parte, por el Ayuntamiento de Arico.

Así, destacan que en la edición de disco ""cristalizan"" todas las inquietudes de los componentes del grupo folclórico, que incluyen temas de rescate, de creación propia y también canciones populares.

Para potenciar el colectivo y sus actividades se decide reconvertirlo, presentando para ello unos estatutos en cuyo segundo punto se especifica que ""los objetivos de la asociación serán el rescate, interpretación, enseñanza, divulgación y difusión del folclore regional"", a lo que hay actualmente que añadir ""el folclore latinoamericano, tan lejano y, a la vez, tan cercano a nosotros. Muestras de este diálogo entre Canarias y América serán algunos de los temas que compongan nuestro segundo disco"".

Uno de los últimos éxitos fue la organización de la Feria de Artesanía Labradores de Abona, que comenzó en agosto de 1997, y que resultó ser ""un acierto pleno de la asociación, pues este año se celebrará la sexta edición"", iniciativa que se desarrollará el 23 del próximo mes en el núcleo ariquero de El Río.