Actualidad

Seguridad y Economía, prioridades del nuevo Gobierno de Irak

Constituido ayer, es el primer poder ejecutivo del país desde la caída de Sadam Husein y deberá preparar las elecciones y formar un gabinete en el marco de un "Irak federal, democrático y unificado".
COLPISA, Bagdad
14/jul/03 14:13 PM
Edición impresa

El Consejo de Gobierno Transitorio de Irak, gobierno de transición que dirigirá el país bajo la supervisión de Estados Unidos, quedó constituido ayer. En un comunicado dado a conocer al término de su primera reunión en Bagdad, anunció que su prioridad será el restablecimiento de la seguridad y la reactivación de la economía en Irak. La noticia coincide con la aceptación, por parte tanto del administrador norteamericano en Irak, Paul Bremer, como del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, de que el verano será difícil para las tropas norteamericanas.

"El Consejo va a centrar todos sus esfuerzos en el restablecimiento de la seguridad y de la estabilidad y en el relanzamiento de la economía nacional", declaró uno de los 25 miembros del Consejo, el ayatolá Sayyed Mohamed Bahrul Ulum, un prominente clérigo chií de la ciudad santa de Nayaf (centro) que a sus 80 años presidió ayer la reunión.

El Consejo, primer poder ejecutivo con que cuenta Irak desde la caída de Sadam Husein, deberá también preparar las elecciones y formar un gobierno en el marco de un "Irak federal, democrático y unificado", añadió.

El Consejo de Gobierno Transitorio de Irak se reunió en el edificio del antiguo Ministerio de Industria Militar, que era el centro estratégico para la producción de armas de destrucción masiva hasta la llegada de los inspectores de desarme de la ONU tras la Guerra del Golfo en 1991.

Este edificio, que será la sede del Consejo, está cerca del Palacio de la República, en donde está instalado el cuartel general de la coalición estadounidense y británica.

Simbólicamente, la primera decisión del Consejo fue declarar festivo el 9 de abril, día de la caída del régimen de Sadam Husein.

Como complemento de esta medida, el organismo suprimió todos los días festivos instaurados en Irak por el Baaz, antiguo partido gubernamental y que ha sido prohibido por la coalición: el 8 de febrero, aniversario de la primera revolución baasista en Irak en 1963, y el 17 de julio, aniversario de la llegada al poder del Baaz en 1968.

La reunión contó con la presencia de Paul Bremer (que calificó el momento de "histórico"), así como del representante británico, John Sawyers, y del representante especial de la ONU para Irak, Sergio Vieira de Mello, quien pidió que "se garantice desde ahora la libertad, la dignidad y la seguridad para todos los iraquíes".

El Consejo de Gobierno tiene el poder de nombrar y revocar ministros, de designar a los representantes diplomáticos, de votar el presupuesto y de formar una comisión de ocho a diez miembros, en su mayoría juristas, encargada de preparar la futura Constitución de Irak.

Aunque la coalición de fuerzas de ocupación tendrá el derecho de veto en las decisiones del nuevo ejecutivo, varios altos responsables iraquíes han afirmado que sólo rechazarán los acuerdos del Consejo en circunstancias extraordinarias.

Composición

Este Consejo incluye a las principales personalidades políticas iraquíes y está formado por 13 chiíes, cinco kurdos, cinco suníes árabes, una turcomana y un cristiano asirio. Casi todos sus miembros (entre los que hay tres mujeres) son "iraquíes del interior".

Algunos sectores críticos han expresado su preocupación por el hecho de que la mayoría de integrantes del Consejo haya sido escogida entre grupos que hasta hacía poco operaban en el exilio. Asimismo, también se ha cuestionado muy seriamente la legitimidad de un organismo cuyos miembros no fueron elegidos por la población.

Entre los miembros de este Consejo, aparte del imam Sayyed Mohamed Bahrul Ulum, destaca la presencia del veterano opositor Ahmad Chalabi (cuya honradez ha sido muy frecuentemente puesta en duda), del Congreso Nacional Iraquí (CNI); del chií Abdel Aziz Hakim, de la Asamblea Suprema de la Revolución Islámica en Irak (ASRII); de Ibrahim Al Jaafari, del partido chií Ad Dawa al Islamiya; Ezzedin Salim, jefe del chií movimiento Dawa Islámico; Wahel Abdel Latif, alcalde de Basora; el suní y también veterano opositor Adnane Pachachi, de la Agrupación de Demócratas Independientes.

Hay representantes kurdos, como Jalal Talabani, de la Unión Patriótica del Kurdistán; Massud Barzani, del Partido Democrático del Kurdistán; y Salaheddine Bahaeddine, de la Unión Islámica del Kurdistán, así como juristas e intelectuales de diversas etnias.