Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Tensión ante el Congreso por una protesta de pensionistas a la que acude Podemos leer

Adán Martín reclama honestidad y transparencia a sus consejeros


CARLOS VEGA, Tenerife
15/jul/03 14:13 PM
Edición impresa

Los diez consejeros del nuevo Gobierno de Canarias tomaron ayer posesión de sus cargos en la sede tinerfeña de Presidencia con la crisis interna de CC como telón de fondo. El presidente del Ejecutivo autónomo, Adán Martín, les reclamó honestidad y transparencia, la misma de la que hizo gala Manuel Fajardo Feo cuando renunció a su cargo dos días después de ser presentado en público como responsable de Medio Ambiente, por tener su familia pendiente un expediente por una infracción urbanística.

Los nuevos consejeros (siete de Coalición Canaria y tres del Partido Popular) preguntados coincidieron en elogiar el paso dado por el lanzaroteño Fajardo y, también, en que el "debate interno" de la formación nacionalista se cerrará antes de lo esperado para centrar los esfuerzos en lograr los mejores resultados en las elecciones generales de marzo de 2004.

Los equilibrios están garantizados en el Gobierno, pues el mayor peso de consejeros procedentes de la provincia de Las Palmas se compensará con los cargos intermedios, donde los sectores críticos de CC, tanto en Gran Canaria como Lanzarote, no parecen tener puesto por su posición crítica con los acuerdos de los órganos nacionales de esta fuerza política.

Otros que mostraron una postura contraria a la mayoritaria, pero que sí han logrado una vía de consenso son los majoreros, con la toma de posesión de José Juan Herrera como consejero de Turismo.

Adán Martín mostró, no obstante, su disposición a contribuir "a aglutinar sensibilidades en la formación".

El presidente canario apostó, además de por la honestidad y la transparencia, por el trabajo en equipo, con "generosidad, esfuerzo y trabajo", con el propósito de que "todos los ciudadanos canarios se sientan tratados por igual".

Asimismo, Martín se mostró convencido de obtener unos buenos resultados al final de la actual legislatura, aunque reconoció que lograr un equipo cohesionado y culminar el organigrama de su gabinete se presenta como "un puzzle complejo".

Animó a las tres mujeres que desempeñarán cargos de máxima responsabilidad en su Gobierno, sobre todo a la primera vicepresidenta canaria, María del Mar Julios, a "contribuir en el desarrollo de la sociedad del Archipiélago".

Tras el acto de toma de posesión, Adán Martín negó la existencia de una crisis por la renuncia de Manuel Fajardo, porque "nunca fue nombrado consejero ni se llegó a firmar el decreto correspondiente". Opinó que su designación "podría no ser oportuna" y subrayó que el nombre de su sustituto, Augusto Lorenzo, ya se había barajado con anterioridad.

Los nuevos consejeros y los que repiten (José Miguel Ruano, Educación, Cultura y Deportes; Antonio Castro, Infraestructuras, Transportes y Vivienda y Pedro Rodríguez Zaragoza, Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación) tendrán que "encarar sus responsabilidades con alegría", pues éste es uno de los principios del nuevo Ejecutivo, según indicó su presidente.

Los tres cargos del PP, María Australia Navarro (Presidencia), Luis Soria (Comercio e Industria) y Águeda Montelongo (Empleo y Asuntos Sociales) se mostraron entusiasmados y anunciaron cambios en sus gabinetes, como la creación de la Viceconsejería de Asuntos Sociales e Inmigración. Sobre posibles cruces en sus departamentos con miembros de CC, no fueron, sin embargo, tan elocuentes.