Vivir

La OMS teme que una nueva cepa del virus de la gripe provoque una pandemia

Las principales preocupaciones sanitarias del órgano internacional son la declaración de una nueva gran epidemia de gripe y un rebrote de la neumonía atípica en otoño, informó ayer en Madrid el responsable del grupo de Enfermedades Transmisibles, David Heyman.
EFE, Madrid
15/jul/03 18:28 PM
Edición impresa

Percepción del riesgo

El director ejecutivo del grupo de Enfermedades Transmisibles de la Organización Mundial de la Salud (OMS), David Heyman, dijo ayer que el principal temor sanitario en el mundo es que haya una nueva pandemia de gripe y el posible rebrote del SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo).

El peligro de una nueva cepa del virus de la gripe más virulenta es una de las principales preocupaciones de los investigadores de la OMS, según Heyman, quien aseguró que tampoco se puede descartar que en otoño vuelvan a surgir casos de SRAS, durante su intervención en el curso de verano de El Escorial sobre "Enfermedades Infecciosas, un capítulo sin cerrar".

Además de Heyman asistió ayer al curso el profesor Guenael Rodier, director del grupo de Vigilancia y Respuestas a Epidemias de la OMS, que dijo que la transmisión del coronavirus responsable de la también llamada neumonía asiática se ha controlado, pero que no está erradicado del planeta y "puede permanecer en laboratorios y reservorios naturales".

También se desconoce si puede permanecer en seres humanos porque "no hay una comprensión clara de dónde procede el virus y sobre cómo se introduce en el ser humano", agregó.

Ambos especialistas subrayaron que las enfermedades infecciosas son una amenaza para todos los seres humanos y que la OMS es un organismo clave para evaluar de forma independiente los posibles problemas en el futuro y las recomendaciones que hay que adoptar.

Respecto al síndrome respiratorio, Heyman dijo que se han aprendido muchas cosas, como que se pueden controlar la transmisiones de virus con recomendaciones como que no se viaje a los países afectados, y también reconoció que se han hecho algunas cosas mal y que la gente percibe el riesgo en mayor medida a como en realidad es.

Puso como ejemplo que en los países más afectados, como China, la gente caminaba por la calle con mascarillas, sin que fuera necesario, ya que la enfermedad sólo se transmite por el contacto directo con los afectados.

En el curso participó también el director general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, José María Martín Moreno, quien recordó que el control de las fronteras puesto en marcha en España actuó sobre 20.227 vuelos, 1.424 tripulantes y 136 buques, al tiempo que abogó por potenciar las redes de vigilancia epidemiológica en España.