Tenerife Norte

Los Realejos tendrá que aportar suelo para la vía de Las Dehesas

El consejero de Carreteras del Cabildo de Tenerife, Lorenzo Dorta, manifestó que el proyecto se ha retrasado seis años debido a las dificultades encontradas en el proceso de expropiación de los terrenos.
EL DÍA, Puerto de la Cruz
16/jul/03 18:41 PM
Edición impresa

EL DÍA, Puerto de la Cruz

El Cabildo de Tenerife ha concluido satisfactoriamente el proceso de expropiación de terrenos para el trazado de la futura variante del Toscal-Longuera y Las Dehesas que enlazará Los Realejos y Puerto de la Cruz, tras un largo proceso negociador de casi seis años, que ha dado lugar a un retraso en la ejecución de este proyecto de infraestructuras, según indicó a EL DÍA Lorenzo Dorta, consejero insular de Carreteras. El presupuesto destinado a la realización de esta obra ronda los 6 millones de euros. No obstante, queda por resolver la disponibilidad de suelo en la zona de Los Realejos, que deberá corresponder al aprovechamiento medio de los planes parciales próximos a esta actuación, un aspecto que se tendrá que tratar con la administración local.

Dorta apuntó que el trazado se tendrá que ejecutar de forma global y unitaria y no por fases, como se le ha pedido en medios municipales, dado que la ley es bastante explícita sobre este particular. Expresó su confianza, en el caso de Los Realejos, con el cambio político registrado en la corporación.

Volumen de tráfico

Explicó que ""esta variante tiene por finalidad dar una salida importante al volumen de tráfico que se registra en Puerto de la Cruz desde Punta Brava y, de hecho, el Loro Parque, que atrae una considerable circulación rodada, produce un tránsito masivo por el tramo urbano. Pretendemos que haya una conexión directa con ese parque desde la autopista por Toscal-Longuera sin que sea preciso atravesar el casco urbano de la ciudad turística"".

Lorenzo Dorta reiteró que el proyecto ha estado paralizado unos seis años por las expropiaciones de dos viviendas. Se dio la circunstancia de que sus propietarios no habían llegado a un acuerdo con el ayuntamiento y fue necesaria la intervención del Cabildo, que mejoró la oferta económica del ayuntamiento. Sin embargo, en un caso, se tuvo que recurrir al Tribunal de Justiprecio del Gobierno porque la propietaria no estaba conforme con la compensación de la Corporación insular, que le dio la razón al Cabildo.

Una vez resuelto este escollo administrativo, el Cabildo puede ocupar el suelo de forma inmediata, en el tramo comprendido entre Toscal-Longuera hasta el desvío de Las Dehesas. En línea recta irá la variante real. Esa bifurcación desembocará en la calle de La Gorvorana.

Todo dependerá de la rapidez con que el Ayuntamiento de Los Realejos ponga a disposición del Cabildo los terrenos que faltan para sacar a concurso la variante.