Dinero y Trabajo

La producción de papas podría caer este año más de un 25%

Los agricultores afirman que la crisis originada por la presencia de la polilla guatemalteca irá a más si no aumentan las ayudas para paliar los daños de la plaga y se mejora el riego.
EL DÍA, S/C de Tenerife
17/jul/03 15:55 PM
Edición impresa

La cosecha de papas podrían reducirse este año más de un 25%, como consecuencia de la mayor virulencia de la polilla guatemalteca, si no se toman medidas para garantizar dicho cultivo, según aseguró ayer el presidente de la Cooperativa Agrícola y Ganadera de la Villa de Los Realejos, Juan Farrais.

Entre las actuaciones, reivindicó que se duplique la línea presupuestaria fijada por el Gobierno Autónomo para compensar la presencia de papas afectadas por la polilla, a través de dicha entidad o del Cabildo tinerfeño.

Asimismo, reclamó que se acometa una mejora del riego en las zonas de secano.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de la provincia tinerfeña (Asaga), Fernando Jiménez, se refirió a la mala situación del sector, que se ve agravada por las importaciones de otros países, como Egipto e Israel.

Por ello, reivindicó que las autoridades canarias, auspiciadas por el Gobierno Autónomo, definan una política clara sobre dicho cultivo, centrada en el cumplimiento de las barreras fitosanitarias, el saneamiento de las actuales semillas y la exigencia a los agricultores del cumplimiento de las normativas de controles.

Agregó que otro de los aspectos que debe incluirse se centra en un acuerdo entre importadores y agricultores, con el fin de que se reduzcan las importaciones de papas en aquellos momentos en los que la producción local alcanza sus cotas más altas.

Asaga valoró que desde el Cabildo de Tenerife se estén acometiendo actuaciones para paliar esta situación y destacó el trabajo que están realizando las agencias de extensión agraria en este sentido. Asimismo, insistió en la importancia de que los agricultores colaboren.

El titular de Asaga puntualizó que la puesta en marcha del banco de germoplasma contribuirá a que se potencie la mejora de las semillas de papas autóctonas, lo que incrementará su rentabilidad.

Por otro lado, Jiménez hizo hincapié en la necesidad de que los agricultores se agrupen en organizaciones de productores para acceder a las ayudas contempladas dentro del Poseican.

Actuaciones insulares

Desde el Cabildo de Tenerife, se puso de manifiesto que dicha entidad ha cumplido sus cometidos, tanto de vigilancia como de notificación al Gobierno Autónomo, que es la autoridad competente, de la presencia de plagas.

Las citadas fuentes especificaron que, desde 2001, cuando se detectó la plaga, se puso en marcha una campaña de control, que, a partir de noviembre de 2002, al alcanzar la plaga ámbito regional, quedó en manos de la Consejería. Sin embargo, agregaron, sigue siendo el Cabildo quien la desarrolla.

Señalaron que las actuaciones en la Isla en estos momentos van desde la lucha biológica en zonas aisladas, hasta los estudios de investigación para combatir la plaga, a través de un convenio con la Universidad de La Laguna.

Asimismo, se están aplicando trampas de feromonas y se ha establecido una red de control para detectar los posibles focos y eliminarlos.

Por otro lado, señaló, desde el Cabildo se siguen realizando charlas formativas para los agricultores para que apliquen los cuidados necesarios, al mismo tiempo que se han habilitado contenedores para que verter las producciones afectadas.

No obstante, las fuentes consultadas señalaron que, pese a que la corporación insular tomó medidas rápidas desde que detectó la plaga, incluyendo hasta la formación de personal en el Instituto Internacional de la Papa de Perú, su virulencia no está bajo control, dados los limitados conocimientos existentes sobre dicho asunto a nivel mundial.